Fueron 243 vuelos cancelados y más de 30 mil pasajeros afectados por la sorpresiva protesta gremial de los cinco sindicatos aeronáuticos en reclamo de la reapertura de paritarias que afectó seriamente la operabilidad del Aeroparque Jorge Newberyy el Aeropuerto de Ezeiza Ministro Pistarini, además de varias estaciones aéreas del interior del país.

Después de diez horas de caos y nerviosismo de los pasajeros, los gremialistas levantaron el parto de Aerolíneas Argentinas y los servicios comenzarán a normalizarse entre las 10 y las 11 de la noche. A quienes tengan que pasar la noche para esperar la reprogramación- que terminaría durante el fin de semana-, la empresa les pagaría el hotel.

Las acusaciones cruzadas estuvieron a la orden del día. Se estimaba que las asambleas terminaran a las 10 de la mañana, pero continuaron hasta las 17 sin que despegara ningún vuelo. Del lado de la empresa, aseguraron que le descontarán el día a los empleados que tomaron la medida de fuerza, y desde los sindicatos, presentaron una denuncia en la Secretaría de Trabajo.

Al pedido por la reapertura de paritarias, los aeronáuticos de Aerolíneas y Austral sumaron la discusión por el alcance de una llamada “cláusula gatillo”, que habían acordado en el último pacto salarial, si la inflación superaba el 17 por ciento pautado. Los trabajadores reclaman incluir septiembre, uno de los meses con inflación más alta de los últimos años.

Comentá y expresate