Los guardavidas trasladaron la protesta de la Municipalidad a la Rambla en reclamo por la continuidad de sus puestos laborales, que están en riesgo tras la negativa del gobierno local a renovar el contrato con la mutual de cara a la próxima temporada. Son más de 80 los trabajadores afectados.

El acampe incluye cortes de tránsito de dos horas, una medida que generó inconvenientes en la circulación. "Si no obtenemos una respuesta, los cortes se intensificarán el fin de semana y durarán más tiempo", advirtieron los guardavidas.

Tras levantar el viernes el acampe que realizaron durante diez días frente al municipio, los trabajadores volvieron a la carga y mudaron la protesta a la Rambla, frente al Casino.

Los guardavidas, que hace más de 20 años que prestan su servicio en las playas de la ciudad, piden por la continuidad de sus puestos laborales, en riesgo tras la negativa del gobierno local a renovar el contrato con la mutual de cara a la próxima temporada. Además reclaman aumentos que aún no fueron abonados por el municipio.

Comentá y expresate