Los jueces y los fiscales que fueron nombrados a partir del 2017 deberán pagar el Impuesto a las Ganancias. Así surge de una decisión de la Corte Suprema de Justicia, que revocó una cautelar y dispuso que los magistrados designados luego de la sanción de la ley 27.346 comiencen a sufrir los descuentos del tributo.

La decisión fue adoptada por unanimidad. A los votos de Ricardo Lorenzetti, Carlos Maqueda y Horacio Rosatti se sumaron a último momento Carlos Rosenkrantz y Elena Highton de Nolasco.

Con esta sentencia, el máximo tribunal de Justicia inició un cronograma en el que discutirán cuestiones sensibles sobre las que se esperaban definiciones antes de fin de año, publica Infobae.

Comentá y expresate