Los laboratorios deberán retrotraer a diciembre los precios de los remedios
El Gobierno espera ahorrar unos $ 6.500 millones con esta medida. Además los medicamentos tendrán que aumentar por debajo de la inflación

Los laboratorios proveedores del PAMI, la obra social de los jubilados, deberán bajar los preciosde al menos 9.000 medicamentos. La medida será a partir del 1° abril, por decisión del Gobierno, que obligará a las empresas a que retrotraigan los costos a diciembre. Esta rebaja implicaría un ahorro de $ 6.500 millonespara el organismo, en el que durante muchos años se produjeron múltiples irregularidades, especialmente durante las administraciones K.

El objetivo es mejorar la situación de los casi 5 millones de afiliados, ya que se prevé que los beneficiarios gastan en promedio unos $ 500 mensualesen remedios, porque no todos tienen cobertura total en remedios. Quienes están fuera de esta modalidad tienen descuentos de entre 50% y 80%.

El organismo les comunicará a las empresas el máximo de precio que pagará por cada medicamento y luego les enviará los contratos. Los laboratorios tendrán tiempo hasta el 31 de marzo para adherir al nuevo convenio, que implica la compra de cerca del 40% de todos los remedios que se venden en el país, con una inversión de $ 33 mil millones. Los laboratorios que suscriban al acuerdo deberán vender los productos a un mismo precio durante todo el año.

El organismo a cargo de Sergio Casinotti además ofrecerá mejores plazospara pagar a los proveedores, de 60 días a 30 días, de manera progresiva. Todo con el objetivo de bajar el precio de los medicamentos que, según el Gobierno, en la Argentina tienen costos por encima de países de Europa como España o Reino Unido.

Actualmente los descuentos en el PAMI son totales para las enfermedades consideradas "especiales", del 80% para las crónicas y del 50% para las ambulatorias, que son las que prescriben los médicos. Igualmente cerca de un tercio de los afiliados al PAMI tienen cobertura del 100% por pertenecer a sectores vulnerables.

Fuente: Clarín