Este jueves, el Gobierno Nacional envió al Congreso el proyecto de Presupuesto 2023, en donde buscara tener los votos suficientes como para ser aprobado. Esto documento, que funciona como una suerte de hoja de ruta en materia económica para el año próximo, prevé un índice de inflación mucho más bajo que el previsto para el fin de este año, el sostenimiento de una de las metas principales con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que es la reducción del déficit fiscal, mantener el superávit comercial externo y un crecimiento de la actividad a un ritmo más leve.

Por otro lado, en el proyecto se agrega un apéndice en cual se que propondrá a la oposición discutir una idea que el propio FMI ha manifestado en las últimas conversaciones técnicas, y esta es que el Estado tiene espacio para reducir aún más su déficit si pone en marcha la eliminación de algunos beneficios y exenciones tributarias. En caso de darse esta situación, el fisco obtendría un ingreso extra del 2,4% del PBI, lo cual terminaría prácticamente con el déficit primario.

Informaron desde el Ministerio de Economía: "Vamos a presentar una separata al proyecto con posibilidad de eliminar beneficios impositivos que representan mas de 2,4% del PBI. Le damos la posibilidad al Congreso de decirles que si animan a estudiar estos impuestos y estos beneficios, se puede mejorar aun más la performance fiscal”.

image.png
Sergio Massa vuelve de una gira por los Estados Unidos.

Sergio Massa vuelve de una gira por los Estados Unidos.

“Esto va en línea con el diálogo con el FMI, que observa que hay enorme cantidad de beneficios a empresas que se renuevan todos los años sin que el Congreso lo discuta. Lo que le decimos al Congreso es: ‘estudien esto’. Si hay algún beneficio impositivo que puede reducirse, todo eso se agrega al cómputo de superávit”, agregó una alta fuente oficial.

Según fuentes oficiales, el gasto tributario, que es conformado por aquellos impuestos que el Estado Nacional deja de recaudar por facilidades, exenciones y beneficios impositivos, incluye esquemas diferenciales para Ganancias. Ejemplos de esto son quienes tienen fundaciones, mutuales y cooperativas, la deducción especial para trabajadores en relación de dependencia que desarrollan su actividad en la Patagonia y los ingresos de magistrados y funcionarios de los Poderes Judiciales nacional y provinciales. Además, hay otros esquemas diferenciales para IVA y Bienes Personales, junto con los regímenes de promoción económica.

Así pues, el programa económico acordado con el Fondo Monetario establece una reducción del rojo fiscal, que se estima que será 2,5% del PBI en 2022, del 1,9% del PBI, lo cual equivaldría a un recorte de alrededor de $700.000 millones. Los pasos que ya se emprendieron por este camino son la segmentación de tarifas con tope de consumo y el recorte a los subsidios de transporte, mientras que se esperan otras medidas orientadas hacia mismos fines.

https://twitter.com/SergioMassa/status/1570603312508203009

Cabe destacar también que en el proyecto se estima que este año termine con una mejora de 4% en el PBI, mientras que en 2023 se registre una desaceleración en este respecto, quedando así en el 2% anual, prolongándose esta cifra por al menos 3 años, según estima el Gobierno. Por su parte, la inflación, que se estima que cerrará el año cerca del 100% interanual, bajaría al 60% anual.

Acorde a fuentes oficiales, el ordenamiento fiscal es la vía para lograr estos objetivos. “La idea general es que bajar el déficit fiscal permite bajar las necesidades de financiamiento monetario, que es la base de la inflación. Es un requisito tener un orden fiscal”, afirmaron desde el Ministerio de Economía.

Algo similar sucederá con el tipo de cambio que administra el Banco Central de la República Argentina (BCRA), que finalizara 2023 con una variación del 62,1%, suba parecida a las estimaciones inflacionarias.

Por otro lado, se estima que la recaudación tributaria acelera a una velocidad mayor a la de la inflación, a pesar de que el Gobierno niegue que el Presupuesto incluya reajustes de alícuotas o creación de nuevos tributos. Así entonces, desde Economía aclaran que esta aceleración estaría explicada por la dinámica de la actividad económica, el comercio exterior, los incrementos de las ganancias de las personas humanas y sociedades, una esperada caída en la evasión impositiva y a ingresos mayores por los regímenes de facilidades de pago.

image.png

“Es un presupuesto realista, acorde con el momento y atento al impacto de la guerra. El último presupuesto fracasó porque era muy teórico y no tenía un anclaje en la realidad. Si no hay presupuesto, no hay prórroga. Tiene que haber inteligencia de nuestra parte y la oposición. Si no hay presupuesto tenemos un shutdown del Estado”, alertaron desde el Ministerio de Economía, haciendo referencia a la situación que se da en la administración pública de los Estados Unidos en caso de que el Congreso no de el visto bueno un presupuesto nuevo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate