Dos cazadores de 24 y 34 años fueron demorados por circular con tres galgos y partes de animales muertos, según informaron fuentes policiales.

Según personal del Comando de Patrulla Rural, los hombres transportaban en el interior del vehículo “tres perros galgos, una cabeza, dos patas y dos cuartos de ñandú, un huevo de la misma especie y una liebre tipo europea”.

La detención se dio en marco de un operativo de prevención delitos y faltas con especial interés en modalidad "caza furtiva". "Las especies fueron secuestradas y desnaturalizadas en el lugar de los hechos por no encontrarse apto para consumo humano", dijeron fuentes policiales.

Los cazadores fueron notificados de la formación de una causa por la infracción a los artículos 266, 269 y 274 de la Ley 10.081 e infracción a los artículos 34, 35, del decreto 1878/73 (especies protegidas por fauna), con la intervención del Ministerio de Desarrollo Agrario de La Plata. Se le restituyeron los animales al propietario en virtud de que la Sociedad Rural carece de medios para su cuidado.

Comentá y expresate