"Los policías pedían que me desnudara y abriera de piernas". La que habla es Mariana Solange Gómez (28), la joven que había sido condenada por besar a su pareja Rocío Girat (27). Pero luego la Cámara de Casación anuló ese fallo de primera instancia.

“A mí me desnudaron. Yo estaba en un calabozo con cinco policías y todos me decían que me sacara la ropa, que me abriera de piernasy me parara, que me agachara con las piernas abiertas y fue prácticamente otra violación con todo un personal policial dentro de un calabozo, que en realidad eso no se hace”, denunció Mariana en diálogo con Clarín.

“Eso se hace cuando uno va a entrar al penal, pero bueno. yo esa información no la tenía en el momento. Me dicen, 'Bueno, entrá ahí, quitate la ropa y andá pasándomela'. Cuando yo le cuento esta secuencia a mi abogado me dice que esto no se hace hace, que eso está prohibido, que es un mal accionar de la Policía porque eso se hace en el penal antes de ingresar”, detalla.

Su pareja, Rocío Girat -la joven que sufrió abusos por parte de su papá, un suboficial de la Armada, agregó: “Lo que nosotras vivimos no fue casualidad, fue discriminación. Hablémoslo porque quedó demostrado que fue discriminación, que la Justicia fue discriminatoria, que la Policía que se nos acercó fue discriminatoria, que el accionar no fue correcto, que nadie puede golpear ni detener ni desnudar en un calabozo”.

rocio girat y esposa.jpg

“La misma fiscal en pleno juicio me llamó Mariano, en los mismos papeles estoy como ‘imputado’ y al llegar a Casación, los jueces ven que hay una total discriminación tanto por parte de la Policía como de Metrovías y de la propia jueza y la fiscal”, detalló Gómez. Y apuntó: “Creo que el fallo que dio Casación es muy positivo tanto como para la comunidad LGTBIQ+ como para nosotras, personalmente, que nos da a entender que, a pesar de todo, al Estado y sus funcionarios públicos le faltan capacitaciones (con perspectiva de género). Hay una cierta instancia donde puede existir esta capacitación pero creo que no es necesario tener que llegar hasta Casación para poder resolver un simple hecho que no debería haber sucedido de esa manera, ya que el policía actuó mal”.

“La absolución es buena porque marcamos un precedente. Cuando a mí me condenan fue justo en la fecha en que se cumplían los 50 años de Stonewall (el 28 de junio de 2019)”, concluyó

Gómez fue condenada en 2019 a un año de prisión por resistencia a la autoridad y lesiones leves contra dos efectivos de la Policía de la Ciudad que la increparon por fumar mientras se besaba con su pareja mujer en un espacio semiabierto.

El hecho ocurrió en el 2017 en la estación Plaza Constitución de subte. "Yo le aclaré que soy mujer, apagué el cigarrillo y me quise ir, pero él (por el oficial) se me pone adelante y ahí tuvimos un encontronazo pero sin siquiera levantar la voz, tras lo cual me detiene", contó Mariana, quien agregó que "estábamos fumando en un lugar sin paredes donde no había carteles y había más gente fumando".

Fue entonces cuando el agente de policía Jonathan Rojo se dirigió a ella en masculino diciéndole: "Pibe, ¡apagalo!".

Embed

Las jóvenes aseguraron en ese momento que la aprehensión fue un acto de lesbofobia, que se hizo evidente también en la forma de dirigirse a Mariana como "pibe" por parte de uno de los policías.

Los efectivos adujeron que Gómez respondió mal tras ser apercibida por estar fumando en un lugar prohibido. "Había un montón de gente fumando. Nosotras de hecho habíamos fumado antes de ese cigarrillo y la policía no había dicho nada", contó en el momento que realizó la denuncia.

Mariana fue condenada a un año a prisión en suspenso por parte de la jueza Marta Yungano -titular del Tribunal Oral Criminal N° 26. Ese fallo fue desestimado por Casación, que lo anuló y absolvió a Gómez de todos los cargos en su contra. La decisión fue tomada por los jueces Horacio Días, Eugenio Sarrabayrouse y Daniel Morín.

Comentá y expresate