Los resultados preliminares de la autopsia realizada al cuerpo de Carla Soggiu arrojaron que murió ahogada. Además, en este adelanto que realizaron los profesionales del Cuerpo Médico Forense se detalla que el cadáver no presenta ningún tipo de herida ni golpe a excepción de una lastimadura vieja en el ojo, de aproximadamente 20 días. Estiman los especialistas, que podría ser compatible con los golpes que denunció la víctima el 26 de diciembre pasado por parte de su ex pareja.

Ahora el trabajo pericial será comparar el plancton (organismos que se encuentran en el agua) que se halló alojado en el corazón y la médula ósea de la víctima con el del Riachuelo para poder determinar fehacientemente que ese fue el lugar en el que se ahogó.

Luego de finalizado el estudio, el cuerpo de la mujer de 28 años quedó en la morgue a la espera de que dos de sus tíos se presenten para intentar reconocer el cuerpo. Los investigadores ya adelantaron que eso será difícil por el avanzado grado de descomposición. La justicia no pudo identificarla oficialmente por el sistema de huellas dactilares por lo que se procedió con otro método.

Si bien el teléfono de Carla todavía no fue encontrado, sí se halló en sus pantalones el celular que hacía las veces de botón antipánico. Ya fue retirado y será peritado por la policía en las próximas horas. Este domingo, el fiscal Troncoso, que desde el primer momento de la investigación trabajó día y noche para encontrar a Carla, ordenó que se hagan trabajos de búsqueda en la zona donde apareció el cuerpo para intentar encontrar el celular de la víctima.

En cuanto a la investigación, fuentes judiciales confirmaron a Infobae que fueron tres las conversaciones que mantuvo Carla con el operador de la Central de Alarma de la Policía. En el segundo contacto la mujer alcanza a decir: "Tengo agua en la cara. La cara tapada".

El último de los llamados fue el más extenso. Duró 12 minutos. Allí la conversación se torna por momentos dramática. Según indican quienes lo escucharon, es desgarrador. Por la sensibilidad del contenido y por respeto a la familia desde la justicia hicieron especial hincapié en que no se filtre.

Por el momento, los investigadores descartan que haya un plan criminal detrás de la muerte.

Las cámaras de seguridad que se estuvieron analizando en estos 4 días de búsqueda siguen el camino de Carla hasta cierto punto. Luego de eso el rastro se pierde. No hay, hasta ahora, ninguna cámara que capte el recorrido de la víctima (sola o con alguien) hasta la orilla del Riachuelo.

Fuente: Infobae.

Comentá y expresate