El Partido Socialdemócrata (SPD) ganó las elecciones federales de Alemania celebradas este domingo con un 25,7% de los votos, ligeramente superior al 24,1% que consiguió la coalición de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y la Unión Social Cristiana (CSU), que cae a mínimos históricos.

El SPD se convierte en la principal formación en el Bundestag o Cámara Baja del Parlamento, ocupando 206 de los 735 escaños. La coalición CDU/CSU tendría 196 asientos.

elecciones alemania.jpg

Estas elecciones marcarán un antes y un después en la política alemana, ya que se definirá quién será el sucesor de Angela Merkel como canciller luego de 16 años.

El candidato de Merkel, Armin Laschet, de la CDU, quedó por detrás de Scholz. Sin embargo, debido al complejo sistema electoral de Alemania, ahora los partidos que formen parte del Bundestag deberán crear coaliciones para conseguir mayoría. La mayoría del Parlamento elige quién deberá suceder a Merkel.

La CDU y la CSU (que forman la coalición conservadora) no solamente han perdido votos, también han recibido el mensaje de los ciudadanos de que ya no deberían estar en el gobierno sino en la oposición”, dijo Scholz.

En esta ocasión, decidir quién será jefe de gobierno será especialmente difícil, debido a la enorme fragmentación del voto, lo que obligará a los partidos a formar coaliciones tripartitas si quieren asegurarse estar en la mayoría gobernante.

Tanto Scholz, de 63 años, como Laschet, de 60, dijeron que pretenden tener un gobierno instalado antes de navidad.

Scholz.jpg

Scholz señaló que estas elecciones "Fortalecieron a tres partidos: los Socialdemócratas, los Verdes y los Demócratas Liberales, de modo que este es el mandato visible que han dado los ciudadanos de este país: estos tres partidos deberían liderar el próximo gobierno”.

Este proceso de definición del nuevo gobierno podría sumir a la primera economía europea en un largo periodo de parálisis política mientras duren las negociaciones entre partidos.

Con estos resultados, Scholz aseguró que tratarán de hacer coaliciones con "pragmatismo y calma". De mantenerse estas tendencias, Scholz podría estar en posición de suceder a Merkel y desencadenar el “cambio” que prometió al final de su campaña.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate