El portavoz del Talibán, Zabihullah Mujahid, anunció en su cuenta de Twitter la conquista del territorio de la región de Panjshir, último bastión de la resistencia frente a los insurgentes. "La provincia de Panjshir, el último bastión del enemigo mercenario, fue completamente conquistada", publicó Mujahid.

"En Panjshir, varios pandilleros insurgentes fueron golpeados, el resto huyó y la gente oprimida y digna de Panjshir escapó de su maldad y toma de rehenes", expresó Mujahid en un comunicado.

"Damos plena garantía al honorable pueblo de Panjshir de que no serán discriminados, todos son nuestros hermanos y serviremos a un país y un objetivo común. Con estas recientes victorias y esfuerzos, nuestro país ha salido completamente del vórtice de la guerra y nuestro pueblo tendrá una vida pacífica y feliz en un ambiente de libertad, independencia y prosperidad", aseveró.

En una rueda de prensa posterior, Mujahid aseguró que "la guerra ha terminado" y que es inminente la formación de un "gobierno islámico y responsable".

También aseguró que los miembros de las fuerzas afganas entrenados por las tropas extranjeras en los últimos 20 años, serán invitados a pertenecer a los departamentos de seguridad al lado de las fuerzas del Talibán.

El portavoz reiteró sobre la predisposición de los talibanes a mantener buenas relaciones diplomáticas con el resto del mundo e hizo hincapié en mantener buenas relaciones con China, que es "un gran poder económico y puede ayudar a Afganistán en la reconstrucción y el desarrollo".

Sin embargo, las milicias del Frente de Resistencia Nacional (FRN), quienes en las últimas horas habían hablado de la captura de "cientos" de muyahidines talibán durante los combates que se han producido estos días en Panjshir, han asegurado que es "falso" que los islamistas se han hecho con el control de la región.

“Le aseguramos al pueblo de Afganistán que la lucha contra los talibanes y sus socios continuará hasta que prevalezca la justicia y la libertad”, señalaron en redes sociales.

La resistencia es liderada por Amrullah Saleh, el ex vicepresidente afgano que se autoproclama presidente luego de la salida de Ashraf Ghani de Kabul. Junto a él también comanda las fuerzas de la resistencia Ahmad Massoud, hijo del difunto comandante afgano Ahmad Shah Massoud, “el león del Panjshir”, una leyenda por haber hecho frente a los soviéticos y a los talibanes en la región.

El Talibán asegura haber intentado resolver las diferencias con Panjshir a través del diálogo, pero esos intentos fueron infructíferos y los combates se vieron intensificados en los últimos días.

Hasta ahora, ni Ahmad Massoud ni Amrullah Saleh han confirmado su rendición o la caída de la provincia.

Comentá y expresate