El arquitecto español Pedro Torrijos escribió un “hilo” de tuits dedicado a una emblemática obra de Mar del Plata que buscan recuperar: el Parador Ariston. En su sección #LaBrasaTorrijos, en la red social, describe que “junto a los acantilados de Mar del Plata hay un edificio en ruinas que parece llegado del futuro”.

“No muchos argentinos lo conocen pero es una OBRA MAESTRA (en mayúscula) de la arquitectura mundial”, remarca el también músico, que tiene cerca de 80 mil seguidores en su cuenta de Twitter.

Embed

Los mensajes están acompañados de fotos históricas de la edificación diseñada por Marcel Breuer. También comparte una carta de quien encargó la obra, el argentino Eduardo Catalano – a quien conoció en Hardvard–-. “Durante el 48, las obras se ralentizaron así que Catalano y su esposa, quienes acababan de casarse, decidieron pasar la luna de miel en Mar del Plata para poder ir con frecuencia a visitar la obra”, explica Torrijos.

Embed

Además cuenta los destinos que tuvo el parador una vez finalizado: sala de baile, coctelería y bar para la élite de la época, luego pasó a ser la discoteca Maryana, más tarde se lo conoció como el café bar Bruma y Arena, y luego una parrilla.

Ahora el lugar está abandonado, sin embargo, Torrijos destaca la iniciativa de la Vanessa Bell. “Desde hace un tiempito, esta londinense de madre argentina y afincada en Buenos Aires desde hace 10 años está peleando con el corazón lleno para recuperar el Parador Ariston”, describe.

Embed

“Pero no para aprovecharlo económicamente, sino para recuperarlo para la gente. Para la gente de Mar del Plata y la gente de la Argentina. Para ser un centro cultural y un lugar de peregrinaje de todos a los que nos gusta la arquitectura”, destaca.

En diciembre de 2019, Telediario habló con Bell, la periodista inglesa especializada en arquitectura y diseño, que se propuso adquirir y recuperar el emblemático Parador Ariston. La idea es llevarlo a cabo a través de una fundación y aportes económicos voluntarios.

“Lo había visto en fotos de archivos y cuando lo vi en vivo por primera vez no podía creer cómo estaba. Me tome el atrevimiento de localizar al dueño y entablé varias charlas en estos últimos seis meses para convencerlo de que lo vendieran”, contó la periodista.

En este sentido, adelantó que tiene tiempo hasta abril para juntar los fondos para adquirirlo, “fondos de afuera y locales”.

Por eso, viajó a Inglaterra auspiciada por la Embajada Argentina para presentar el proyecto y llevar adelante una found grazing y crowdfunding “para que todos puedan aportar su granito de arena”.

“Tengo que definir la finalidad del lugar e incluir al barrio, por lo que pensé en que se armen eventos privados y actividades gratuitas, con la participación de los vecinos”, expresó Bell.

Comentá y expresate