El Tribunal Oral N° 1 -compuesto por los jueces, Aldo Daniel Carnevale, Juan Facundo Gómez Urso y Juez Pablo Javier Viñas- condenó a 8 años de prisión a Matías Farías y Juan Pablo Offidani por el delito de venta de drogas, pero ambos fueron absueltos de los cargos de abuso sexual. Alejandro Maciel, el tercer imputado en el caso, fue absuelto.

PLACA SENTENCIA FALLO 1 - LUCIA PEREZ.jpg

Ahora Mar del Plata tuvo acceso al fallo y, según los magistrados, "la acusación no ha podido probar que Lucía fuera abusada sexualmente en un contexto de violencia de género por la cosificación de la mujer".

En diez páginas del escrito, los jueces justifican que no hubo un accionar por parte de Farías para condenarlo por ese delito y cargaron contra la labor de la fiscal María Isabel Sánchez: "Más allá del esfuerzo de la parte acusadora en demostrar que existió un estado de vulnerabilidad dentro de un contexto analizado desde la perspectiva de género, que ello fue basado en una relación desigual de poder donde la mujer suele ser uno de los grupos más afectados siendo Lucía cosificada para la satisfacción de los deseos sexuales del autor, lo cierto es que en mi criterio nada de eso existió y que se está tratando de encauzar de cualquier manera el desatino inicial de la doctora Sánchez, para satisfacer las falsas expectativas generadas por ella misma", expresaron en el fallo.

PLACA SENTENCIA FALLO 2 - LUCIA PEREZ.jpg

"En primer lugar porque ha quedado demostrado que Lucía no era una droga dependienteque echara mano a cualquier recurso para conseguir satisfacer sus deseos y que pagaba por las drogas que consumía. En segundo lugar porque también fue acreditado que solo mantenía relaciones sexuales con quien ella quería. Y en tercer lugar porque Lucía tenía 16 años y Farías 23, por lo que sería muy forzado hablar de una situación de desigualdad o superioridad, sobre todo teniendo en cuenta la personalidad de Lucía quien no se mostraba como una chica de su edad y que además había referido mantener relaciones con hombres de hasta 29 años. No encuentro ningún elemento objetivo, aparte de las conjeturas de la parte acusadora, que me permita sostener que Lucía no fue a encontrarse con Farías de forma voluntaria y con la intención de tener algún tipo de intimidad", continuaron.

Por otro lado, sostienen que "no existe ningún indicador que demuestre que Lucía cambiaba sexo por droga". Además, detallaron que "no existen elementos probatorios que permitan señalar que Lucía se encontraba en una situación de subordinación o vulnerabilidad que le imposibilitaran consentir libre y voluntariamente una relación sexual, no habiéndose visto forzada ni física, ni moralmente a concurrir a la vivienda a Farías el día en que ocurrió su deceso".

Por otro lado, descartaron que Farías y Offidani hayan abandonado a Pérez: "Cuando se produce el incidente de salud por parte de Lucía, lo primero que hace Farías no fue ocultar el hecho, ni intentó eludir su responsabilidad, sino que llamó a Offidani y en su vehículo la llevaron (aparentemente ya sin vida) a la Sala de Salud del barrio. Pero no solo la llevó a recibir atención médica, sino que además permaneció en el lugar para saber que le había pasado a Lucía aún cuando (como lo afirmara el testigo Mauricio Fabián Stambulsky) pudo haberse ido junto a Offidani y Maciel antes que nadie notara su presencia", detallaron.

"Reitero, a mi entender se han pretendido encauzar los garrafales errores cometidos desde el inicio de esta causa, pero esa desenfrenada actividad por buscar esa 'sanción ejemplar' ha hecho que la acusación no actúe de manera objetiva, recurriendo a conceptos destinados a provocar un efecto determinado ante un auditorio particular", finalizaron los jueces.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate