A los 41 años, el emblema del basquet argentino Luis Scola decidió retirarse de la actividad profesional y fue nombrado como CEO del club italiano Pallacanestro Varese, donde militó la última temporada. El excapitán del seleccionado nacional se había reincorporado al Varese en agosto pasado tras unas vacaciones y su futuro como jugador era una incógnita, que fue revelada este lunes por su representante con la novedad de su ingreso a la directiva de la entidad.

Scola había terminado su contrato a mediados de año pero tenía la opción de renovarlo por una nueva campaña, pero finalmente decidió ponerle punto final a una brillante carrera de 26 años que incluyó una década en la NBA.

Ferro Carril Oeste (1995-1998) fue su primer y único club en Argentina antes de dar el salto a Europa, donde se desempeñó como jugador del Gijón Baloncestoy el TAU Cerámina, ambos de España. En ese país fue considerado el “Rookie” (Jugador Novato) en 2000 y el Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga ACB en 2005 y 2007. Fue campeón de liga en 2002, tres veces ganador de la Copa del Rey (2003, 2004 y 2006) y otras tres de la Supercopa (2005, 2006 y 2007), todo con el TAU Cerámica.

A mediados de 2007 se produjo su desembarco a la NBA, dos años después de una frustrada negociación con San Antonio Spurs, la franquicia en la que brilló su compatriota y amigo Manu Ginóbili. Los primeros cinco años en el básquet estadounidense los transcurrió en los Houston Rockets y al cabo de su primera campaña integró el quinteto de los mejores “rookies” junto con Kevin Durant, entre otros. Después de jugar una temporada en Phoenix Suns(2012-13) pasó dos a Indiana Pacers(2013-15), una en Toronto Raptors(2015-16) y la última en Brooklyn Nets(2016-17).

Finalizada su etapa en el mejor básquetbol del mundo, ya siendo una leyenda del deporte argentino, Scola se lanzó a una experiencia en China para jugar en Shanxi Zhongyo(2017-18) y Shanghai Sharks (2018-19).

Al regreso de Asia, el capitán del seleccionado argentino marchó a Italia para llegar activo al último gran desafío de su carrera: los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Primero jugó en el Olimpia Milano (2019-20) y luego en el Varese, con el que promedió 17,8 puntos y 6,6 rebotes por partido, según la Liga Italiana.

Su último partido como profesional fue con el seleccionado argentino el 3 de agosto,en la derrota 59-97 ante Australia, por cuartos de final de los JJOO. Con 7 puntos y 4 rebotes diseñó la última planilla de una inolvidable historia de 22 años con la Albiceleste.

Scola es el máximo anotador histórico del seleccionado, marcó 2.857 puntos en 173 partidos con el equipo nacional en 22 torneos diferentes. Miembro de la Generación Dorada, disputó cinco Juegos Olímpicos: fue campeón en Atenas 2004, bronce en Beijing 2008, cuarto en Londres 2012 y cuartofinalista en Río 2016 y Tokio 2020.

Fuente: TN

Comentá y expresate