La liberación de Luiz Inácio Lula Da Silva despertó gestos de alegría y celebración también en esta ciudad, donde el ex presidente de Brasil tuvo participación destacada en tres oportunidades: la primera, en la Cumbre de las Américas de 2005; otra en 2010, cuando vino a la XX Cumbre Iberoamericana; y la más reciente en 2012, como invitado en el 48° Coloquio de IDEA, encuentro que cada año reúne aquí a los más destacados empresarios del país.

Esa segunda escala por estas playas fue con un reconocimiento que dijo que iba a guardar con mucho respeto: la declaración de visitante ilustre que le entregaron las autoridades municipales, antes de su disertación en el Salón Vélez Sarsfield del hotel Sheraton ante casi un millar de ejecutivos.

lula

lula idea.png

El líder del PT de Brasil conoció Mar del Plata en su condición de protagonista central durante aquel encuentro de mandatarios del continente, entre ellos el propio presidente de Estados Unidos, George Bush (h), con quien Lula confrontó a partir de un bloque sólido conformado entonces con Néstor Kirchner y su par de Venezuela, Hugo Chávez.

Los tres jefes de Estado sudamericanos fijaron posición y lograron alinear a sus pares para evitar el intento norteamericano de aprobar aquí el tratado de libre comercio (ALCA), considerado una desventaja para los países más débiles de la región.

Casi cuatro días pasó aquí, período en el que participó de la deliberaciones que tuvieron epicentro en el Hotel Provincial.

lula cumbre.png

Su regreso fue en 2010, para la XX Cumbre Iberoamericana. Una cita muy emotiva porque ya no estaba Néstor Kirchner, a quien elogió y mucho durante ese evento. Cristina Fernández, entonces presidenta de los argentinos, le regaló aquí una escultura con la imagen de su esposo y la de Lula.

lula cumbre ibero.png

Otros dos años transcurrieron hasta su regreso a Mar del Plata. Invitado por las autoridades de IDEA, fue el expositor destacado en el 48° Coloquio. Su llegada mereció una ovación de los hombres de negocios.

Embed

Aquel 17 de octubre de 2012 recibió la distinción de Visitante Ilustre que le entregó en mano el entonces intendente Gustavo Pulti. En Twitter recordó que además le regalaron dos sweaters elaborados por la industria textil marplatense. "Uno, azul, con el mapa de Latinoamérica bordado. Otro, rojo, que tenía bordadas dos palabras: Iguais, Iguales", citó.

lula pulti.png

Llegó entonces con un discurso de integración no solo de Argentina y Brasil sino de toda la región para enfrentar al proteccionismo de las principales potencias. Siempre estuvo en sus ideas la necesidad de generar alianzas para permitir un crecimiento y desarrollo de los estados sudamericanos. “Tenemos que asociarnos para poder construir empresas binacionales”, les dijo entonces a los empresarios, en una invitación a compartir negocios con sus pares de Brasil.

Comentá y expresate