Felipe, un nene sanjuanino de cuatro años, falleció este sábado de una manera trágica. El menor había desaparecido del radio de sus padres, quienes a los minutos comenzaron a buscarlo por toda la vivienda. Al no dar con el niño, realizaron la denuncia en una comisaría de la zona.

Vecinos, policías y familiares se sumaron al rastrillaje hasta que una de las personas dio con el triste desenlace: Felipe estaba en el interior de un lavarropas, sin vida. Los primeros estudios arrojaron que el niño falleció asfixiado y no tenía rasgos de violencia en su cuerpo.

Los restos fueron trasladados dentro del lavarropas para que no se contaminara la escena, tras constatar que el nene no tenía signos vitales, publicó LMNeuquén.

El hecho ocurrió en el barrio Chimbas de San Juan y la madre de la criatura se encuentra demorada en la subcomisaría.

Comentá y expresate