El presidente Mauricio Macriaseguró hoy que Argentina "está lejos" de vivir una crisis comparable con la de 2001 y advirtió que su gobierno incorporó las enseñanzas de otras situaciones difíciles de la historia y está preparado para prevenirlas.

"Estos días despertaron angustia y preocupación en los argentinos, con miedo a situaciones como las que vivimos puedan generar una crisis mayor como tuvimos en el pasado; lo entiendo, pero estamos lejos de eso", remarcó en un acto por el anuncio de nuevos tramos del Metrobus en el conurbano bonaerense, junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, en Morón.

Respecto a la incertidumbre cambiaria de las últimas semanas, el jefe del Estado aseguró que la Argentina no atraviesa "una situación comparable a otras crisis", y dijo que el Gobierno podrá superar las dificultades ya que aprendió de "las enseñanzas de esas situaciones difíciles de nuestra historia".

Además, Macri habló sobre la "grieta" política que se vive en el país y llamó a los argentinos a trabajar todos juntos. "La Argentina no se divide entre Cambiemos y peronismo, se divide entre los que queremos construir futuro y los que quieren destruir el futuro", sostuvo, y agregó. "tenemos la vocación firme de convocar a todos los que hagan falta para construir acuerdos, aunque pensemos distinto".

Sobre el cierre de su discurso, señaló que "por primera vez" se está "haciendo lo que hay que hacer, lo que debería haberse hecho hace años, dando las peleas que hay que dar, diciendo la verdad y sobre todo siendo responsables con nuestro futuro".

Por su parte, la gobernadora dijo que la construcción de nuevos tramos de Metrobus es una forma de demostrar "que sí se puede, mas allá de las dificultades", y que "aún en las dificultades es cuando más juntos tenemos que estar y seguir trabajando para demostrar que es posible estar mejor".

Fuente: La Nación.

Comentá y expresate