El presidente Mauricio Macri criticó hoy el paro convocado por gremios moyanistas y otras centrales sindicales, y diferenció que él encabeza un acto de inauguración de obras mientras un sector sindical, "en momento difíciles para el país, decide parar", al recorrer las obras de rehabilitación y modernización de una planta potabilizadora en la localidad de Punta Lara, partido de Ensenada.

“Elegimos este día, otra vez, arrancar trabajando, en un día en el que otros, en un momento difícil del país, deciden parar. Nosotros no, estamos acá trabajando para construir ese futuro mejor para todos”, resaltó el mandatario.

"Sería muy fácil agarrar y dar un giro hacia atrás y tomar los recursos que tenemos, que no son muchos pero igual, y gastarlos todos hoy y comprometer a las futuras generaciones, pero no lo vamos a hacer", dijo Macri.

En esa misma línea agregó que también "sería muy fácil hoy estar en cadena nacional y obligarlos a escucharme todos los días, y tampoco lo vamos a hacer. Los argentinos hemos decidido no volver atrás".

Macri se mostró junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quien respaldó al jefe de Estado y volvió a dar señales de que irá por la reelección en la provincia: "Me sobra garra y corazón para estar acá, en la provincia, acompañando a los bonaerenses en la difícil".

La gobernadora habló del "cinismo" de algunos dirigentes políticos y sostuvo que "este es el camino que vale la pena" y admitió que es "un camino forzado y difícil".

Comentá y expresate