El Presidente Mauricio Macri y su familia arribaron este sábado a Villa La Angostura, en Neuquén, en el inicio de sus vacaciones que se prolongarán hasta después del 10 de enero, cuando regrese a Buenos Aires para preparar su viaje a Brasilia para entrevistarse con Jair Bolsonaro.

Macri no tiene previstas actividades en el sur del país hasta la otra semana, según confirmaron sus asesores. Se instaló junto a su mujer, Juliana Awada, y su hija Antonia en el selecto country Cumelén, como lo hizo los anteriores años. Aunque a diferencia de sus otros descansos, esta vez partió antes de lo previsto, en vísperas de Navidad. Al comedor Los Piletones, de hecho, al que solía ir cada 24 de diciembre, lo visitó en este caso tres días antes.

Macri sí se mostrará en algunas actividades en los primeros días de enero. Hay varios gobernadores patagónicos que ya pidieron reuniones. En la agenda habría espacio para algún encuentro en Bariloche. En el caso de Neuquén, tanto el gobernador Omar Gutiérrez como el intendente Héctor "Pechi" Quiroga, que competirá para la gobernación con Gutiérrez, podrían verse con el jefe de Estado.

El resto del gabinete repartirá sus vacaciones entre estos días y febrero. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se quedará en enero en Buenos Aires: la primera quincena hará base en Olivos. En los primeros días de febrero viajará con su familia al sur del país. Peña romperá así la tradición de descansar en Uruguay.

Comentá y expresate