A partir de este lunes, según lo dispuesto por el gobierno mediante un decreto de necesidad y urgencia publicado este domingo, se requerirá autorización previa para la compra de dólares, se obligará a las exportadoras a liquidar divisas y se permitirá a las empresas pagar impuestos con títulos públicos.

De acuerdo a lo dispuesto en el decreto 609/2019 que acaba de trascender, el Banco Central deberá autorizar la compra de moneda extranjera y las transferencias al exterioren función de las condiciones vigentes en el mercado cambiario y distinguiendo la situación de los ahorristas particulares (personas humanas) y las personas jurídicas (empresas).

También se deja planteado en el citado decreto que al menos hasta fin de año los ingresos por exportación de bienes y servicios se tendrán que liquidar en divisas en el país o, como alternativa, negociarse en el mercado de cambios en las condiciones y plazos que establezca el Banco Central.

A pesar de los rumores de un posible feriado bancario y cambiario, desde el gobierno confirmaron que las sucursales del ramo permanecerán abiertas y en funcionamiento normal, con atención al público.

La reciente medida, publicad en una edición especial del Boletín Oficial y parte parte de un paquete más amplio que las autoridades irán aplicando a medida que la situación lo requiera, apunta a poner límites en el mercado de cambios y proteger a pequeños y medianos ahorristas.

La otra novedad que llega con esta normativa es que los poseedores de títulos de deuda que hayan tenido postergaciones en su vencimiento original podrán aplicarlos al pago o cancelación de obligaciones de la seguridad social, vencidas y exigibles al 31 de julio de 2019. Entre ellas aportes y contribuciones.

En el texto del decreto se aclara que frente a la situación económico-financiera de las últimas semanas el gobierno cree “necesario adoptar medidas transitorias y urgentes para regular con mayor intensidad el régimen de cambios” y con ello “fortalecer el normal funcionamiento de la economía, contribuir a una administración prudente del mercado de cambios, reducir la volatilidad de las variables financieras y contener el impacto de oscilaciones de los flujos financieros sobre la economía real.

Comentá y expresate