El presidente Mauricio Macri llamó a líderes de la oposición para cerrar un acuerdo político que piden los mercados en medio de la incertidumbre electoral y el complejo contexto económico. La idea es firmar un pacto que contenga "consensos sobre cosas básicas".

Macri ya se comunicó con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey; el senador Miguel Pichetto y con Roberto Lavagna.

El mandatario salteño y precandidato a presidente remarcó que el hecho de debatir estos temas no significa que esté de acuerdo en todo con el gobierno de Cambiemos y lamentó que esta convocatoria no se haya realizado antes, fuera de la carrera electoral.

Por otro lado, La charla de Macri con el ex ministro de Economía no habría terminado en un tono cordial. "Lavagna tomó conocimiento de la lista cuando estaba desayunando. Se trata de un lista pequeña tardía", dijeron allegados al economista a La Nación.

El jefe del Estado tiene previsto comunicarse en las próximas horas con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa. Y en los próximos días se comunicará con algunos de los líderes opositores, según confirmaron fuentes oficiales.

Fueron varios los mandatarios que se mostraron dispuestos, entre ellos, Urtubey (Salta), Omar Gutiérrez (Neuquén), Alfredo Cornejo (Mendoza), Horacio Rodríguez Larreta (Capital). También el senador Pichetto fue receptivo. Solo el "protocandidato" Roberto Lavagna se mostró en contra.

El Gobierno desplegó a varias de sus principales figuras para dejar en claro que se toma en serio la negociación que abrió con parte de la oposición con el borrador de 10 puntos con políticas de Estado.

"Una vez más, frente a tantas dudas que tiene el mundo acerca de si vamos a volver atrás o si vamos a ir hacia el futuro, he invitado a todos a que firmemos de vuelta acuerdos, consensos sobre las cosas básicas, que vamos a respetar", dijo el jefe del Estado desde Vaca Muerta.

Los principales destinatarios de la jugada política, que aún está en etapa de revisión, son los mercados financieros, que en las últimas semanas dejaron expuesta su desconfianza ante la posibilidad del triunfo de la ex presidenta Cristina Kirchner según una parte de las encuestas.

Rogelio Frigerio, para bajar la expectativa y mandar un mensaje conciliador, destacó que "la posibilidad de llegar a un acuerdo en sí mismo es más relevante que los contenidos puntuales o las formas". Explicó que no se trata de una imposición, sino que apuestan a construir "consensos entre todos" y que la discusión "no debería formar parte de la discusión electoral".

Igualmente, en la Casa Rosada reconocen que no será una tarea sencilla llegar a un acuerdo general. "Cada punto se habla con cada uno", graficaron fuentes oficiales.

Uno de los objetivos que persigue el Gobierno es ordenar la oferta electoral. En ese sentido, Peña destacó la importancia de que "se empiece a discutir" qué es lo que propone cada fuerza política de cara al debate electoral. Y aseguró que "algunos dirigentes de la oposición han tenido posturas públicas muy responsables y con los cuales hemos logrado muchos acuerdos y consensos en estos tres años y medio de gestión".

Para el ministro coordinador, la convocatoria surgió a partir de un diálogo conjunto entre el Gobierno y la oposición que está abierto "a todos los dirigentes, incluso a los del kirchnerismo" y deslizó que, si hiciera falta, el gobierno nacional está dispuesto a reunirse con los dirigentes opositores.

Comentá y expresate