En el cierre del Coloquio de IDEA, el presidente Mauricio Macri reconoció que los últimos meses "han sido muy duros", aunque se mostró optimista de cara al futuro. "Estamos empezando a salir mucho más fortalecidos", dijo.

Sin nombrarlo, Macri le pegó a Hugo Moyano: "No podemos tener un costo logístico del doble del de la región. No podemos seguir con un manejo mafioso del sistema logístico".

Además insistió en la necesidad de avanzar en la reforma de la legislación laboral. "Metimos lo de la ART pero no alcanza", sostuvo. "Muchos me dicen 'no me animo a tomar una persona'. Por eso convoco a los gremios a que nos sentemos y hagamos cosas inteligentes para nuestra gente. No debe haber habido presidente más preocupado que yo para la generación de empleo", dijo.

"¿Cómo puede ser que no podamos ser igual de inteligentes que los españoles e italianos para defender nuestro trabajo?", se preguntó más adelante al asegurar su intención de avanzar en un marco regulatorio similar al de esos países europeos.

"Me enojo cuando me dicen que la pyme es buena y la gran empresa es mala. Es un absurdo, le estás diciendo a la gente que no crezca, pero hay que crecer", agregó en ese sentido. La charla comenzó minutos después de las 18 y fue moderada por la presidenta de esta edición del Coloquio y gerente general de LATAM Airlines Argentina, Rosario Altgelt, y el presidente de IDEA y gerente general de Ledesma, Javier Goñi.

Macri atribuyó los vaivenes económicos al freno del financiamiento externo, a la sequía y a la causa de los cuadernos. "Todo transcurría con viento a favor producto del resultado electoral que nos trajo mucho financiamiento mientras el país se ponía en marcha. De golpe, el cambio vino abruptamente. En 2017 hubo un gran flujo de financiamento a países emergentes y este año bajó muy fuerte. A eso hay que agregarle que nos tocó la peor sequía de los últimos 50 años", afirmó. Y añadió: "Fuimos muy rápido al Fondo porque nos dimos cuenta de que no era coyuntural. Y cuando pensamos que teníamos una solución que equilibraba, vinieron los cuadernos. Los bonos argentinos cayeron 1 punto antes de los cuadernos y cayeron 3 más después de que se conoció el caso".

Al ser consultado acerca del populismo, el líder del PRO lo definió como "una borrachera". "Es esa fiesta inolvidable que te agarrás una borrachera tremenda y te levantás con dolor de cabeza", bromeó.

El Presidente destacó los cambios impulsados por su gestión, entre los que hizo mención a la transparencia en las estadísticas. "Los números son los que son, ahora no hay presiones sobre el Indec", señaló.

También habló sobre la causa de los cuadernos y destacó que las empresas que aparecen en la causa hicieron obras durante su gestión sin "ningún tipo de cosas raras". "Los cuadernos nos llevaron de vuelta al pasado, pero esos mismos constructores, en los últimos tres años, licitaron con competencia, no hubo ningún tipo de cosas raras. Fue todo competitivo y se entregó a tiempo".

Por último, se refirió a la crisis económica que atraviesa el país. "Han cambiado las cosas de un año para acá. Para mí también han sido meses muy duros. Tomé esta responsabilidad como un gran honor, pero sé de la angustia con que se están viviendo estos meses", afirmó ante los principales empresarios del país. "La angustia de todos es mi angustia. Es una carga muy grande", expresó.

Comentá y expresate