El presidente Mauricio Macri dio hoy por "superada" a la "turbulencia cambiaria" y destacó que “es importante reconocer el momento de nerviosismo que se vivió en varios sectores de la población, donde hubo miedo y angustia”, al hablar en una conferencia de prensa en Olivos.

Además consideró que "lo más importante es reducir el déficit fiscal" y advirtió que “hay que acelerar esa tarea entre todos”. Enseguida hizo una autocrítica: "Pusimos metas demasiado optimistas y no dijimos el diagnóstico duro. Vamos a tener un poco más de inflación y un poco menos de crecimiento"

"Como dijo el presidente del Banco Central, consideramos superada la turbulencia cambiaria. Es importante reconocer el momento de nerviosismo que se vivió en varios sectores de la población, hubo miedo angustio", dijo Macri desde Olivos.

El Presidente asumió que el país tiene graves problemas que tiene que resolver para evitar vivir situaciones como las de las últimas semanas. "Tenemos que hacer un balance y entender cuál es el problema central que tenemos los argentinos. Hay que reducir el déficit fiscal, estamos gastando más de lo que tenemos, que es una carga para la sociedad y nos genera vulnerabilidad", indicó.

También consideró que los gobernadores y los legisladores nacionales de diferentes sectores políticos, junto al Gobierno, tienen que “sentarse alrededor de una mesa y hacer un gran acuerdo para ver cómo hacemos para terminar esta historia del déficit fiscal con parches y mentiras”.

Macri destacó el “enorme esfuerzo que han hecho los argentinos en este tiempo, con lo cual evitamos una crisis que sí nos llevaba al 2001”, y remarcó que “hoy estamos en una posición más sólida, pero con el mismo problema de fondo, que es el déficit fiscal”.

Según el Presidente, el “objetivo fundamental” de su gobierno “sigue siendo bajar la inflación”, aunque “sin ponernos metas tan ambiciosas”, ya que “tiene que ser algo que tenga coherencia con la baja del déficit fiscal”.

El acuerdo con el FMI, dijo, "es para asegurar el futuro de los argentinos”.El Fondo "no nos va a condicionar y no se meten con nuestra legislación ni con el tipo de cambio", y afirmó que "no hay agendas ni negociaciones ocultas" con el organismo internacional.

Macri ratificó la continuidad de su equipo económico, destacó que actuó con “seriedad y profesionalismo” y consideró que encaró una negociación “profesional y técnica” con el FMI. El Gobierno, afirmó, "va a estar muy atento a las avivadas" en los aumentos de precios al consumidor tras la subida del dólar.

Comentá y expresate