Macri relanza el Gobierno con advertencias a los ministros
El Presidente reunirá a sus principales funcionarios en Chapadmalal para dirimir diferencias internas; busca revertir la caída de la imagen y lograr más eficacia en la gestión

La administración de Mauricio Macri comenzó a preparar el llamado "retiro espiritual" del Presidente y sus ministros para el jueves y viernes próximos en la residencia oficial de Chapadmalal, que tendrá como objetivo central relanzar el Gobierno con miras a la pelea por la reelección en 2019, tras un comienzo de año accidentado y el recorte de casi mil funcionarios.

Uno de los capítulos será dirimir las fuertes peleas internas que dejaron la eliminación de 994 cargos jerárquicos y la purga de 12 familiares de ministros. Otras rispideces se generaron por errores no forzados que tuvieron impacto negativo en la popularidad en las encuestas.

"El encuentro tendrá como objetivo central el armado del equipo y proyectar el año", dijo a la nacion un ministro de trato diario con el jefe del Estado. En la Presidencia aseguraron que no aparecerán necesariamente nuevos proyectos o anuncios, pero sí que se proyectará el trabajo de este año, para mejorar la gestión, recuperar la agenda política y fortalecer al Gobierno para la campaña de reelección en 2019.

"Ciertos errores políticos debilitaron al Gobierno y la pelea con Hugo Moyano no será fácil. Los aumentos de precios estos primeros meses endurecerán el panorama, pero luego de julio salimos bien. Después de fortalecernos puede haber más anuncios", dicen en Balcarce 50.

También trascendió que es posible que Macri haga un pedido expreso a sus ministros de no caer en errores no forzados que desgastaron al Gobierno. "Puede ser una reunión áspera para algunos, con un llamado a mejorar la eficiencia en cada área", señalaron fuentes de la Casa Rosada.

Entre los factores que desgastaron al Gobierno están la reforma previsional sancionada en diciembre último; el megadecreto de desburocratización del Estado, que la oposición rechazaría en el Congreso, y el escándalo de Triaca con su empleada doméstica. Macri quiere revertir el efecto negativo y está preocupado porque la economía no reacciona como esperaba, las inversiones se demoran, la inflación no cede y la inseguridad genera malas noticias.

Hotelería

En el plano organizativo y logístico, el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis , comenzó a ordenar los alojamientos en la residencia presidencial de Chapadmalal y las comidas para dos días, jueves y viernes. En cuanto a los contenidos y el formato, el jefe del Gabinete, Marcos Peña , supervisa el armado de distintas mesas de trabajo y el orden de los oradores, entre los cuales estará el Presidente.

En rigor, Marcos Peña delegó el trabajo en sus dos hombres claves: los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui . En estas segundas líneas trascendió la posibilidad de ajustar clavijas entre los ministros. Quintana fue el blanco de críticas de un grupo de ministros en los últimos dos meses. Muchos de estos presentaron proyectos de reducción del 25% de cargos jerárquicos, pero Quintana los rechazaba y los modificaba con esquemas más severos en el recorte.

Esa disputa se agudizó cuando Macri anunció un decreto para desvincular del Gobierno a los familiares de los ministros. La purga alcanzó a parientes de Marcos Peña, de Jorge Triaca (Trabajo), Rogelio Frigerio (Interior), Patricia Bullrich (Trabajo) y Oscar Aguad (Defensa). Las discusiones en la cúpula del poder se filtraban a las segundas líneas, que por lo general eran las más afectadas por los recortes que buscaron dar una señal de austeridad. "Es por eso que hay que reunificar el equipo, limar asperezas y proyectar el año, que arranca con fuerte ajuste de precios, del dólar y las tarifas y debemos revertirlo con logros que sean visibles para la gente", dijo a la nacion un funcionario cercano a un ministro de mucho poder.

Una de las grandes apuestas será la obra pública con el programa de participación público-privada, para rutas, aeropuertos y viviendas.

El primer objetivo es frenar la inflación, generar empleo y lograr un crecimiento del 3,5% del PBI para mejorar los ingresos salariales y mostrar una baja en la pobreza.

Las grandes batallas, de las que se hablará en Chapadmalal, serán, entre otras, la pelea sin retorno con el jefe del sindicato de camioneros, Hugo Moyano, cada día más asediado judicialmente por denuncias de corrupción, y la resolución de las negociaciones paritarias salariales entre empresas y sindicatos con aumentos cercanos al 15% para que no se descontrole la inflación.

Además se repasarán la conflictividad social, el acto de Moyano el 21 en Plaza de Mayo, las medidas de fuerza, las marchas y los piquetes en febrero y marzo; la discusión fragmentada en distintos proyectos de ley de reforma laboral; las leyes de mercados de capitales y las de transparencia política, como la el financiamiento de partidos políticos y campañas y la reforma electoral.

En el retiro estarán el Presidente, sus ministros y altos funcionarios, pero no la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, ni su gabinete, que tendrá su propio retiro provincial en marzo próximo.

Entre las paredes de la Casa Rosada se escucha que Macri pedirá eficiencia y gestión para 2018 y los que no lo logren podrán dejar el Gobierno o buscar otros destinos.

Fuente: La Nación