Nicolás Maduro, ordenó el cierre de los tres puentes que unen el estado de Táchira con Colombia, principales puntos fronterizos entre ambos países, "debido a las serias e ilegales amenazas intentadas por el gobierno de Colombia contra la paz y la soberanía de Venezuela", adelantó la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Se trata de los puentes que acercan San Antonio y Ureña con la colombiana Cúcuta y el que permite pasar desde Boca de Grita hasta Puerto Santander. Precisamente este es el que el presidente encargado, Juan Guaidó, atravesó corriendo con su equipo en un video que ha dado la vuelta al mundo, en un claro desafío al poder de Nicolás Maduro.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictó una prohibición de salida del país, además del embargo de sus cuentas, contra el presidente del Parlamento, según publicó La Nación.

Este cierre momentáneo se une a la clausura total de la frontera con Colombia y con las Antillas holandesas. La orden del Palacio de Miraflores llega cuando faltan pocas horas para que comience el día D del desafío opositor contra la revolución. Este 23-F está programada la "avalancha humanitaria" que permita introducir a Venezuela toneladas de ayuda acopiadas en Cúcuta, sobre todo, y también en la frontera de Brasil y en la isla de Curaçao.

"Como era de esperar, negando el derecho a la ayuda humanitaria", reaccionó Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano.

Entre los miles de voluntarios preparados para la operación se encuentran buena parte de los espectadores que asistieron al Venezuela Aid Live, que han acampado en las cercanías. Un megaconcierto que sirvió para insuflarles de ánimo.

El éxito del concierto organizado por el magnate británico Richard Branson contrastó con la escasa concurrencia y la muy baja calidad de quienes participaron en el concierto chavista al otro lado del Puente de las Tienditas. Mucha improvisación y menos entusiasmo, más allá de las arengas de los dirigentes que hasta allí se acercaron, como Diosdado Cabello.

Comentá y expresate