Una mujer que manejaba borracha su camioneta casi atropella a un policía al eludir un control en Salta y Matheu. La conductora, de 46 años, circulaba con 1,68 gramos de alcohol en sangre y viajaba junto a un nene de 11 años.

Mientras esquivaba el operativo también tiró dos conos que delineaban el sector del control. Personal de Transporte y Tránsito logró detenerla en Almafuerte y avenida Independencia. Allí le realizaron el testeo de alcoholemia que arrojó el resultado positivo.

Según informaron desde la Subsecretaría de Transporte y Tránsito, el vehículo fue secuestrado y llevado al playón.

Embed

Comentá y expresate