Un conductor atropelló a un grupo de mujeres que circulaban en bicicleta y mató a dos de ellas y una niña de 6 años, tras lo cual intentó fugarse. El test de alcoholemia arrojó que tenía 2,26 gramos de alcohol por litro de sangre, informaron fuentes oficiales.

Se trata de Gabriel Rubén Paco, de 21 años, quien permanece detenido en una comisaria a donde fue trasladado ayer tras su detención momentos después del siniestro, a la espera de la imputación.

El accidente ocurrió en la localidad mendocina de San Carlos. Paco embistió al grupo de al menos seis mujeres con un auto Peugeot 206, tras lo cual intentó fugarse caminando por terrenos de las fincas de la zona, pero fue aprehendido por personal policial y puesto a disposición de la justicia.

El hecho ocurrió ayer cerca de las 21 cuando el grupo de mujeres que circulaba por la calle San Martín (y Quiroga), en el distrito Eugenio Bustos de la localidad de San Carlos, fue atropellado por el Peugeot 206, lo que provocó la muerte de Mariana Salinas, de 29 años, Romina Lazcano, también de 29 y su hija Loana de 6.

Otros tres ciclistas permanecen internados en observación con heridas de distinta consideración.

Ahora se espera que la fiscal a cargo de la investigación, Viviana Crespillo, otorgue una calificación al accionar del hombre, que atropelló, mató e intentó fugarse.

"Hasta el momento la fiscal Crespillo no imputó al joven pero lo estará haciendo en las próximas horas", dijo este mediodía el fiscal jefe de las Unidades Fiscales del Valle de Uco, Francisco Javier Pascua.

Con respecto a la imputación que deberá caer sobre Paco, el funcionario judicial sostuvo que "estanos determinando si es un homicidio culposo o si se trata de un homicidio doloso que tiene una pena de ocho a más de 25 años de prisión".

"En principio Paco estaba fuertemente alcoholizado, 2,26 gramos en sangre, y circulaba a alta velocidad al momento del accidente", contó a una radio local Pascua, quien agregó que "sabemos que el conductor había estado con otras personas tomando bebidas alcohólicas y tenemos varias pruebas testimoniales y técnicas realizadas por la policía".

El joven detenido aún no declaró y espera tomar contacto con un abogado para ser notificado sobre su situación procesal "que se espera se conozca en la próximas horas", concluyó el Pascual.

En tanto amigos y vecinos de las victimas manifestaron su estupor y dolor por las redes sociales y coincidieron en el pedido de justicia por la muerte de las dos mujeres y la niña.

"No queremos más fianza, ni prisión domiciliaria para el responsable de estas muertes que dio 2,26 gramos de alcohol por litro de sangres", dijo Laura Ponce, amiga de las víctimas, a un medio local.

Los vecinos de San Carlos señalaron que se organizarán para pedir justicia y lamentaron no poder despedirlas por el contexto de pandemia de coronavirus.

Comentá y expresate