Un conductor ebrio chocó contra un auto estacionado en el barrio Nueva Pompeya. El accidente ocurrió en San Juan entre Brandsen y Necochea.

Personal policial y de tránsito se acercó al lugar y pudieron corroborar que el conductor tenía 2 gramos de alcohol en sangre. Por este motivo, se procedió a secuestrar el vehículo.

Embed

A pesar de la magnitud del accidente, no se registraron heridos de gravedad.

Comentá y expresate