En la previa de la jornada de Alcoholemia Federal, la Subsecretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires realizó operativos de de control en la Plaza Colón y detectó que una conductora manejaba con 2,42 gramos de alcohol en sangre.

Como resultado de estas primeras dos jornadas, se detectó que casi el 10% de los conductores fiscalizados lo hacían bajo efectos del alcohol, superando el 0,5 permitido por la Ley. Además, se secuestró el vehículo a la conductora que manejaba con 4 veces más de alcohol en sangre que lo que indica la ley.

La jornada fue impulsada por la Agencia Nacional de Seguridad Vial. El organismo a cargo de Alejo Dupply que realizará controles de alcoholemia a conductores particulares y de transporte público de pasajeros.

Además, el Subsecretario estará presente supervisando el accionar de los agentes de la Dirección Provincial de Politica y Seguridad Vial y la de Fiscalización de Transporte.

Comentá y expresate