Un conductor de 32 años que manejaba borracho durante la madrugada del sábado fue detenido por la policía en la zona Güemes. El test de alcoholemia arrojó que circulaba por la calle con 2,35 de alcohol en sangre.

Según indicaron desde el área de Transporte y Tránsito, el conductor de la camioneta Ford Ranger “realizaba maniobras bruscas” y fue interceptado por los efectivos en Rawson y Olavarría, cerca de las cuatro de la madrugada.

Al notar el estado de ebriedad del hombre se procedió a realizarle el control de alcoholemia que resultó con un nivel elevado de alcohol en sangre. El vehículo fue secuestrado, al igual que la licencia del automovilista.

Embed

Comentá y expresate