Un joven de 18 años que circulaba sin licencia de conducir perdió el control del auto y derribó un paredón en Rojas al 1300, en el barrio Estrada. El test de alcoholemia arrojó resultado negativo y no se registraron heridos, solo daños materiales.

El hecho ocurrió durante la madrugada del sábado, cuando la propietaria de la casa escuchó un fuerte ruido que venía de su vereda. Al asomarse notó que un auto había derribado su medianera.

En el lugar se presentó personal de la comisaría séptima que constató que se trataba de un vehículo marca Citroen conducido por un joven de 18 años, quien manifestó que, tras una mala maniobra, despisto y colisionó contra el paredón.

No se necesitó la presencia del servicio de emergencia porque no hubo heridos en el siniestro. El vehículo y el joven fueron cursados por informática y arrojaron resultado negativo en cuanto impedimento legal.

Se convoco personal de Tránsito que verificó que el joven no tenía licencia de conducir, por lo que se labro acta correspondiente. También se le realizó el test de alcoholemia.

La damnificada no radico denuncia ya que la madre del joven se presentó en el lugar y acordó el arreglo de los daños materiales con la dueña de la casa. La mujer llegó al lugar tras un llamado y fue la encargada de llevarse el rodado.

Comentá y expresate