Un centenar de manifestantes irrumpió en el edificio del Ministerio de Desarrollo Social de Nación que funciona en el instituto Unzué en demanda más planes sociales. La delegada de la cartera, Florencia Ranellucci, debió recibir asistencia médica y se evalúa realizar la denuncia penal dada la gravedad del episodio.

"Estos hechos no hacen más que dejar en evidencia formas de actuar que nos recuerdan a ese pasado al que no queremos volver, formas violentas, alejadas del diálogo", sostuvo la delegada del Ministerio, y candidata a diputada provincial, al tiempo que aseguró: "De todas maneras no nos van a amedrentar, y vamos a seguir trabajando para estar cerca de quienes más nos necesitan".

Ranellucci debió salir escoltada luego de algunas horas de permanecer encerrada en su oficina, y tuvo que ser acompañada para recibir asistencia médica ya que tuvo un pico de estrés debido a la "violenta situación”. “Los manifestantes ingresaron de forma intempestiva, corriendo y buscaban provocar al personal de seguridad que intentaba que podamos seguir trabajando. Además, durante varias horas no quisieron identificarse", indicó.

Relató también que el pasado lunes recibieron al referente del movimiento y le explicó que “existe un procedimiento y una mesa nacional con tal objetivo”. “Hoy ni siquiera presentaron un petitorio. Solo se acercaron de manera violenta y no me dejaban salir de mi oficina", afirmó.

Según explicaron desde la cartera de Desarrollo Social, dada la gravedad del asunto se evalúa realizar la denuncia penal.

Comentá y expresate