Por Ricardo Juan

Monseñor Gabriel Antonio Mestre. Nació el 15 de septiembre de 1968 en Mar del Plata. En 2017 se convirtió en el primer marplatense y el más joven en ser obispo de la ciudad. Es profesor de Filosofía y Ciencias de la Educación, y de Teología y Ciencias de la Religión. Además, realizó la Licenciatura en Teología con especialización en Sagrada Escritura en la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires.

-¿Qué es lo que más le gusta de Mar del Plata?

-El mar. En la contemplación inmediata y en el símbolo de amplitud y profundidad que nos regala.

-Película o serie preferida

-Varias. Elijo La cabaña (The Shack) del año 2017.

-¿A quién extraña?

-A mi mamá, que falleció hace 8 meses por covid.

-¿Qué es lo que más le apasiona de su vida?

-Poder servir a mis hermanas y hermanos desde el ser obispo, dentro y fuera de la vida de la Iglesia.

-¿Qué es lo que menos le gusta de Mar del Plata?

-La situación de injusticia que hace que muchas personas queden fuera del sistema por falta de posibilidades de vida en todo sentido.

-Libro preferido

-La Biblia, sin dudar ni un instante. Luego varios: destaco La Peste, de Albert Camus, y Abel Sánchez, de Miguel de Unamuno.

- ¿Cuál es su actividad preferida en su tiempo libre?

-Nadar y caminar por la costa.

-¿Qué momento quisiera borrar de su vida?

-Ninguno. Todos terminaron siendo positivos a la larga y luego de procesarlos con Dios en el tiempo.

-¿Qué le agregaría a Mar del Plata?

-Que bajara el índice de pobreza y desocupación.

-¿Cantante o banda que más escucha?

-Varias de rock nacional. Hoy diría Serú Girán y los Enanitos Verdes.

-¿Cuáles son las tres cosas más importantes de la vida?

-Amar a Dios, amar a las demás personas y cuidar la Casa Común, el planeta Tierra.

-¿Quién es el personaje más importante de la ciudad?

-Toda su gente, el colectivo y la totalidad de los marplatenses-

- Una fortaleza y una debilidad de su personalidad

-La ansiedad. Es fortaleza y, al mismo tiempo, debilidad. Como fortaleza es motor para tirar siempre para adelante más allá de las dificultades. Como debilidad, a veces me acelera un poco.

-Referente en la vida

-Claramente Dios. Lo experimento siempre cercano y dándome fuerzas en el camino de la vida.

-Su lugar preferido en Mar del Plata

-El Cabo Corrientes. Desde allí me gusta rezar por la ciudad y su gente mirando hacia el norte y el sur. Abrazando desde la fe todas las personas y familias que son parte de nuestra querida Mar del Plata.

Comentá y expresate