Mar del Plata se convirtió este miércoles en un horno. La temperatura llegó a los 34 grados pasadas las 15 y la gente se volcó a las playas pese a tratarse de un día de semana. Fue un día de verano, con una temperatura aún más elevada que la del último fin de semana.

El calor fue agobiante y se sintió desde la mañana. Aunque el pico se registró por la tarde, cuando muchos decidieron volcarse a las playas a la salida del trabajo. La concurrencia se sintió en La Perla y también en distintos balnearios de la zona sur de la ciudad.

Será la antesala de la lluvia. Es que el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó tormentas aisladas para la noche de este miércoles.

Mientras tanto, para el jueves se esperan lluvias para toda la jornada, con una temperatura que no superará los 22 grados. El clima mejorará hacia el viernes, con cielo despejado y una máxima de 26 grados. Las lluvias recién volverían el domingo.

Comentá y expresate