El jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo que está "convencido de que Mauricio Macri va a ganar la reelección"y que "sería una derrota de los argentinos que gane Cristina Kirchner, pero eso no va a pasar".

En relación a la volatilidad del dólar, que la semana pasada llegó a cotizar por encima de los $ 43, indicó que "hay que aprender a vivir con un tipo de cambio flotante".

La mano derecha del presidente en el Gobierno dijo en relación al panorama electoral que hay tres perfiles en la sociedad. Uno que "sigue adhiriendo al kirchnerismo y que ve todo lo que ha pasado como un retroceso", otro que "siente que, más allá de las dificultades" el Gobierno "honra los valores del cambio" y un tercero que "tiene más dudas y más peso en la cuestión de su metro cuadrado y su bolsillo".

"La discusión no es si estar mejor o peor, sino si pueden salir de la situación de falta de futuro y de esperanza y de mala calidad de vida en la que se encuentran hace mucho tiempo", afirmó.

"Cuando uno mira dónde estábamos en 2015, teníamos cepo cambiario, tarifas congeladas y distorsionadas, no sabíamos cuánto era la inflación, no había libertad de comercio y teníamos un déficit fiscal altísimo. En todas esas variables hemos encarado el camino de la solución", dijo el funcionario en una entrevista a La Nación.

El jefe de Gabinete calificó de "fracaso" la posibilidad de que pueda ganar la exmandataria y dijo que está "convencido de que eso no va a pasar".

Sobre la potencial candidatura de una "tercera alternativa" como la del exministro de economía Roberto Lavagna, dijo que desconoce "qué representa" y se excusó de opinar sobre "algo que no ocurrió todavía", ya que el economista todavía no confirmó su postulación al Ejecutivo. "Esta elección depende de nosotros, no de los candidatos que pueda presentar la oposición", aseguró.

Comentá y expresate