La ex gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, rompió el silencio en relación al video difundido la semana pasada, en el que se ve a funcionarios de su administración debatiendo sobre impulsar causas contra sindicalistas. En el video, su exministro de Trabajo, Marcelo Villegas, expresó su deseo de contar con “una Gestapo para terminar con todos los gremios”.

La actual diputada nacional dijo en una entrevista con el canal LN+ que en su gobierno “no hubo ni mesa judicial, ni causas armadas a sindicalistas, ni a nadie. Todos aquellos que hoy se invocan como perseguidos, fueron investigados por la justicia, no por mi gobierno, con pruebas claras y concluyentes. Y por eso se pidió su detención”.

“Incluso el caso del ‘Pata’ Medina, o el caso de (Marcelo) Balcedo, causas pedidas mucho antes de que yo fuera gobernadora”, remarcó la diputada, que recordó a continuación que “el Pata Medina estuvo preso 14 años antes de que yo fuera gobernadora; y Balcedo tuvo una orden de detención de la que huyó del país en 2007 por extorsionar a dos diputados provinciales del Frente Renovador”.

Estamos hablando de gente mafiosa que no puede pasar ahora como víctimas por un circo armado por el kirchnerismo”, subrayó María Eugenia Vidal.

Vidal contó el “modus operandi” del Pata Medina: “Obligaba a las empresas a contratar a una empresa de catering determinada, cuyo valor de vianda era más alto que el resto de las empresas de catering; obligaba a las empresas a contratar personal que no trabajaba, que él llamaba veedores. Y cundo los empresarios se negaban a esas condiciones, paralizaba las obras y realizaba acciones intimidantes y violentas”.

"No necesitaba que mi gobierno ni nadie le armara una causa para ir preso. Lo que sí necesitaba era un gobierno honesto que lo protegiera y una justicia que supiera que podía actuar independiente”, señaló en referencia a otros incidentes que involucraban al jefe del gremio de la construcción.

Sobre la expresión de "la Gestapo" dijo que considera la frase como "repudiable e injustificable". "No constituye delito, pero es absolutamente repudiable y por la cual él (por Marcelo Villegas) pidió disculpas, no solo públicamente, sino que llamó para pedir disculpas personalmente a representantes de distintas entidades judías. Además, termina esa frase diciendo ‘pero las leyes son las leyes’, con lo cual él demuestra que iba a cumplir la ley”, prosiguió.

image.png
El ministro de Trabajo de la gestión de María Eugenia Vidal dijo que debería haber “una Gestapo para terminar con todos los gremios”.

El ministro de Trabajo de la gestión de María Eugenia Vidal dijo que debería haber “una Gestapo para terminar con todos los gremios”.

“Esa reunión es en una dependencia pública, a la luz del día, con más de diez personas, con instituciones de la construcción de la ciudad de La Plata, con un intendente, con un legislador provincial, con dos ministros, con la persona del Ministerio de Justicia que tenía a su cargo la asistencia a la víctima. ¿Por qué estaba ahí? Porque los empresarios eran víctimas del Pata Medina y porque mi gobierno los acompañaba para que hicieran la denuncia. Porque tenían miedo”, denunció la diputada.

Además, María Eugenia Vidal señaló que "la reunión fue ilegalmente grabada, porque hasta ahora no apareció la orden de ningún juez que hubiera ordenado grabar esa reunión o hacer algún tipo de seguimiento”. “Para mis ministros y para los empresarios, era una reunión de trabajo”, insistió, y ante la pregunta por la presencia de agentes de inteligencia, la diputada respondió: “Eso lo va a tener que explicar la gente de la AFI en sede judicial”.

Luego aclaró los motivos por los que se demoró en hablar al respecto: “parte del tiempo que demoré en responder es porque yo me entero de esta reunión por los medios y por supuesto tuve que reconstruir todo lo que había pasado. Ahora, muchos de los que estuvieron en esa reunión me dijeron ‘no sabíamos que era gente de la AFI’, esto es algo que tiene que explicar la AFI en sede judicial”.

Luego insistió en que “esta reunión fue ilegalmente grabada, pero además, la interventora actual de la AFI (Cristina Caamaño) tarda dos años en encontrar este video, y cuando lo denuncia lo hace ante un juez incompetente de la ciudad de La Plata, cuando el hecho fue en la Capital Federal”.

Luego de la insistencia en la ilegalidad de la grabación, señaló que “hay un modus operandi que se repite en Dolores, en el caso de (el fiscal, Carlos) Stornelli, y se vuelve a repetir acá donde la jefa de los espías del Gobierno nacional, que además es parte de Justicia Legítima, elige los jueces donde presentar la causa y va descubriendo pruebas a lo largo de los años”.

“Para mí es inexplicable y va a tener que explicar por qué ahora encuentra un video dos años más tarde que es ilegal y lo presenta como prueba cuando sabe que no lo es”, enfatizó María Eugenia Vidal. Por último afirmó que “el kirchnerismo ha pretendido desde siempre, porque no puede dar la cara, decir que ha sido perseguido. Esto busca hacer creer que somos todos iguales y no lo somos”.

Comentá y expresate