La principal plataforma de streaming, Netflix, vuelve a proponer a sus suscriptores la posibilidad de analizar uno de los casos y vidas del espectáculo más emblemáticas del siglo 20: Norma Jean, o más conocida como Marilyn Monroe. En especial, el trabajo ronda sobre la sospechosa muerte de la actriz que conmovió a toda la industria del entretenimiento.

Una vida llena de altibajos: de la orfandad, a los problemas psiquiátricos (comunes en su familia) a la fama mundial inmediata, las drogas, sus matrimonios con el beisbolista Joe Di Maggio y luego Arthur Miller y sus amoríos con importantes personalidades, como el presidente asesinado de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy.

Lo que sucede es que el próximo 5 de agosto se cumplen 60 años de la muerte de Marilyn Monroe, una de las estrellas más importantes de todo Hollywood en ese momento. La escena en la que se encontró su cuerpo siempre fue controversial: la actriz estaba muerta en la cama de su casa en Brentwood, California. Según indicaron algunos testigos, junto a ella había una gran cantidad de pastillas y su cuerpo aún sostenía el tubo del teléfono.

La justicia determinó en ese entonces que había muerto por una sobredosis de barbitúricos, aunque nunca pudo descifrarse si fue un suicidio premeditado o una muerte accidental. Pero la posibilidad que abre el trabajo de Netflix es el hecho de que se haya tratado de un crimen.

image.png

De hecho, si algo abundó respecto a la muerte de Marilyn Monroe, fueron teorías conspirativas, sobre todo durante los años 60 y 70, principalmente vinculados a la relación que existía entre la celebridad y los hermanos Kennedy (John y Robert, ambos asesinados), que estaban a cargo de la Casa Blanca.

El caso que investigaba la muerte de Monroe se reabrió en la Corte de Los Ángeles, 20 años después de su muerte, en 1982 y lo que se buscaba era llegar a la verdad de los hechos de la noche en que la modelo fue hallada muerta por su ama de llaves.

Este documental de Netflix, dirigido por Emma Cooper, se basa en las 650 entrevistas que realizó el periodista de investigación Anthony Summers para acercarse a la verdad del caso. El trabajo de investigación de Summers para un importante diario británico fue publicado bajo el título de "Las vidas secretas de Marilyn Monroe", aunque esas entrevistas nunca salieron a la luz.

Embed

Emma Cooper también dirigió otros films documentales como "The Last Days of Legal Highs" y fue productora de "La desaparición de Madeleine McCann", otro trabajo de investigación de Anthony Summers.

El formato en que Netflix decide presentar esta reconstrucción de la historia es el de true crime (crimen verdadero), repasando la vida y la trayectoria de Marilyn Monroe con algunos de los fragmentos más relevantes de las entrevistas que Summers decidió desclasificar. Para realizarlo, se decidió contratar actores para que recrearan a los entrevistados, aunque el audio de los testimonios es el original, con las voces de las personas originales.

Los fragmentos de las entrevistas están colocados estratégicamente para hablar sobre algunos aspectos de la personalidad de Marilyn Monroe y dar detalles de algún episodio que permita aclarar las circunstancias de su muerte.

Una pregunta que se hace el narrador (que es el propio Anthony Summers) de forma recurrente es: "¿Hubo encubrimiento en la escena de su muerte?". Para recopilar correctamente los hechos, Summers no empezó por el día de su muerte, sino que inició su investigación por el principio: el comienzo de la fama hollywoodense de Marilyn Monroe, fechada en 1946. Por ese entonces, ya era una actriz con un alto nivel de pujanza y con un atractivo irresistible para quienes dirigían las grandes productoras de Los Ángeles.

image.png

Algunos testimonios, como el del director John Huston, reconstruyen la época de inicio en el estrellato de la actriz, comentando la realidad sobre algunos de los mitos que circundaban su persona. De la misma manera, tanto Huston, como otros entrevistados, explican en sus palabras el sistema que utilizaba la industria del cine y del espectáculo en esa época y lo que necesitaba una mujer para lograr un ascenso en ese mundillo.

“Ella conseguía expresar algo único y extraordinario. Cristalizó ciertas ideas sobre lo que significaba ser mujer entonces. Todo era auténtico en ella, era solo Marilyn”, dice Huston acerca del casting de Marilyn para la película "Mientras la ciudad duerme", de 1950.

Sobre las ambiciones de la joven actriz, Jane Russel, su compañera en la película "Los caballeros las prefieren rubias", de 1953, dijo: “Era muy inteligente y quería aprender. Le interesaba todo aquello que le ayudara a controlar su carrera. Todas las noches después del rodaje yo me iba a casa exhausta y ella seguía preparándose. Quería ser buena en lo que hacía”,

“Cuando la cámara se encendía era como si una luz se posara sobre ella y cobrara vida”, dice Russel.

image.png

El documental, además, busca dimensionar sobre la figura pública y la fama que tenía Marilyn Monroe en esos años y lo que significó la noticia de su muerte prematura, no solo en la industria del espectáculo, sino también en los espectadores de todo el mundo.

Para investigar sobre el posible suicidio de la estrella, Summers entrevistó a la esposa e hijos de una figura clave: el psiquiatra Greenson (quien ya había fallecido al momento de la investigación).

Summers recorre en su investigación los sucesos amorosos - desde lo familiar hasta lo marital - de la vida de Marilyn Monroe para intentar trazar una linea temporal en el deterioro de su salud mental. Por eso advierte hechos clave de sus matrimonios con importantes figuras y la relación que mantiene con el primero senador y luego presidente, John Fitzgerald Kennedy.

Hacia el final del documental de Netflix, se vuelven a diagramar algunos de los enigmas planteados larga y tendidamente en otros libros y películas que repasan la enigmática muerte de Marilyn Monroe: testimonios cruzados, que aseguran conocer la muerte incluso antes del anuncio oficial, el supuesto traslado en ambulancia a un hospital que va en contra de la historia difundida, los llamados al hermano de JFK, Robert, y las teorías que indican que los hermanos Kennedy podían haber estado detrás de la muerte de la actriz por poseer información altamente clasificada.

image.png

Aunque los avances y las promociones del documental muestra este camino abierto para pensar en la posibilidad de que se trate de un asesinato, Anthony Summers despeja esa variable. Summers, de hecho, confirma lo que determina el informe que volvió a cerrar el caso en los años 80: muerte por sobredosis, aunque, de nuevo, sin dilucidar si se trata de un suicidio o una muerte accidental.

Así, el documental dirigido por Emma Cooper con las investigaciones y entrevistas de Anthony Summers, viaja a través de la tensa y entramada red de relaciones (físicas y mentales) que mantuvo Marilyn Monroe, no en el momento de su muerte, sino en el largo preámbulo de 20 años de estrellato máximo, signado por la ambición, el dinero, el sexo y la salud mental.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate