Mario Pergolini renunció a la vicepresidencia de Boca. Lo hizo en La Bombonera, ante Jorge Amor Ameal, luego de haber tenido una discusión -una más- con el Consejo de Fútbol. Se sabía: la relación con Juan Román Riquelmey su equipo era mala, pero él mismo se había encargado de desmentir la tensión en varias oportunidades.

El conflicto que impulsó la salida del vice no es nuevo, y está relacionado con su escasa participación en la toma de decisiones y su poco margen de maniobra para llevar adelante sus proyectos de comunicación institucional del club. En pocas palabras, sintió que nadie le daba importancia.

A principios de mes, cuando varios medios publicaron información sobre la supuesta intención de Pergolini de renunciar a su cargo, el propio dirigente habló en su programa de radio y criticó a la prensa: “Esta mañana recibí varios mensajes de Román (Riquelme), con la mejor, en los que me decía que en la tele estaban diciendo cosas que no son”.

Según publicó TyC Sports, los cortocircuitos fueron cada vez más frecuentes. Y cerca en el tiempo hubo una serie de anuncios del club que habrían sido los detonantes de la última discusión. El último habría sido después del mediodía: Mario vs. Consejo de Fútbol. De allí, el vice terminó de decidir su salida ante el presidente Ameal, quien ahora busca junto a la CD convencerlo de dar marcha atrás en la decisión.

Comentá y expresate