La actividad inmobiliaria se desplomó en los últimos 9 meses en Mar del Plata. Martilleros locales coinciden en que hay que retrotraerse al 2001 para encontrar una situación como la actual y, según distintos relevamientos, la actividad cayó un 50% con respecto a 2018. La brusca devaluación, la inflación y la falta de crédito son los factores que golpean al sector.

“Si bien el sector se las viene rebuscando, estamos en un 50% menos de actividad con respecto al año pasado”, señaló Miguel Ángel Donsini, presidente del Colegio de Martilleros, en diálogo con Ahora Mar del Plata. “Para encontrar una situación como la actual, hay que retrotraerse al 2001. Creo que todos los rubros están iguales”, reconoció.

Asimismo, Diego Del Valle, martillero local, remarcó el declive que tuvo el mercado inmobiliario en el último año. “En cuanto a escrituras, en esta misma época del año pasado tuvimos los mejores 7 meses de los últimos 11 años. Ahora, estamos en los peores 9 meses de los últimos 11 años”, graficó.

Según Del Valle, el pico del año pasado se dio “porque aún no había una devaluación tan brusca”. Además, remarcó que “el mercado estaba dinámico por el movimiento que generaban los créditos UVA”. Asimismo, indicó: “El mercado nunca se paraliza, es dinámico. Cuando se estabilice el dólar, se van a acomodar los precios”.

"Si bien el sector se las viene rebuscando, estamos en un 50% menos de actividad con respecto al año pasado", señaló Miguel Ángel Donsini, presidente del Colegio de Martilleros, en diálogo con Ahora Mar del Plata. "Para encontrar una situación como la actual, hay que retrotraerse al 2001. Creo que todos los rubros están iguales", reconoció.

Por su parte, Donsini también atribuyó la crisis a la falta de crédito: “El Procrear fue un éxito y los UVA también iban muy bien hasta que se fue todo al diablo”, sostuvo. “Hay mucha incertidumbre. Hay que esperar hasta octubre, cuando se definan las elecciones, para tener un panorama claro”, reconoció.

Con respecto a la actualidad, Del Valle señaló que los alquileres “se mueven con una actualización del 30%”. En tal sentido, la tendencia marca que los precios se ajustan más al nivel de los salarios que al de la inflación.

Por otra parte, tanto Donsini como Del Valle coincidieron en que la crisis actual permite encontrar mejores precios para la compra de propiedades. “Los que tienen necesidad de vender empezaron a bajar los valores”, explicaron.

EN CAPITAL FEDERAL ASEGURAN QUE ES “EL PEOR AÑO DE LA HISTORIA”

La alta devaluación, que no se tradujo en una baja significativa de los precios de las propiedades; la caída de la demanda de crédito hipotecario y la incertidumbre económica y política redujeron las ventas a sus niveles mínimos, con 14 meses consecutivos de caída en la ciudad de Buenos Aires.

"Si todo sigue como hasta ahora, la proyección de escrituras para todo 2019 es de cerca de 30.000. Esa cifra está incluso por debajo de 2001, el nivel más bajo hasta ahora, que fue de 36.000. Este va a ser el peor año de la historia para el sector inmobiliario", señaló Claudio Caputo, presidente del Colegio de Escribanos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Según publicó Infobae, escribanos porteños señalaron que el período entre 2013-2015 fue el más bajo de la historia del sector. Esos años hubo menos de 40.000 operaciones anuales, con un piso de 33.706 en 2014.

El período con menor actividad de la serie histórica fue febrero de 2002, unos meses después de la crisis de 2001, con 1.557 operaciones, pero tuvo un rebote inmediato: entre abril y mayo se registraron más de 8.000 operaciones para los que usaban la compra venta de inmuebles como forma de sortear el "corralito".

Luego de esos meses, la actividad se normalizó con un promedio de entre 3.500 y 4.000 operaciones mensuales. El mejor mes de la serie histórica, en tanto, fue diciembre de 2007, con 8.500 operaciones.

En cuanto a créditos, los mejores registros se dieron en marzo y abril de 2018, con más de 2.200 operaciones concretadas a través de hipotecas. La opuesto se dio apenas un año después, con las escaladas del dólar y la inflación. Actualmente se cierran poco más de 200 operaciones con créditos hipotecarios, un desplome del 90% en comparación con los mejores meses.

¿Por qué sería 2019 el peor año de la historia? Hasta el momento, en los primeros siete meses del año, se cerraron unas 18.700 operaciones. Sin perspectivas de mejora, no hay chances de superar la cifra de 30.000. Muy lejos del récord de las más de 76.000 operaciones que se registró en 1998.

Comentá y expresate