La previa de los Martín Fierro, que comienza una vez que se conocen los nominados, suele estar rodeada de polémicas. Pero en esta ocasión hubo un escándalo sin precedentes en la historia del premio, que el domingo 3/6 tendrá su edición número 48.

Mirtha Legrand (91) fue la protagonista inesperada de este conflictoque también tuvo a Luis Ventura(62), presidente de APTRA, y distintos miembros de la asociación en el centro de la escena. Aquí, un repaso de todo lo que pasó.

Hay que remontarse a la ceremonia de los Martín Fierro 2017 para encontrar el punto de partida de lo sucedido. El año pasado, Ventura le entregó el Martín Fierro de Brillantes a la conductora por su carrera.

Al presentar el premio, el periodista destacó la importancia de la distinción pero en ningún momento dejó en claro que, al ganar el de brillantes, la conductora no podía ser nuevamente nominada por su labor en los próximos años. Apenas lo informó luego en algunas entrevistas con distintos medios.

Sk2t5uBmZ_720x0.jpg
Mirtha Legrand con el Martín Fierro de Brillantes en 2017
Mirtha Legrand con el Martín Fierro de Brillantes en 2017

"Muchas gracias a Luis Ventura, con quien alguna vez estuvimos un poco distanciados pero ahora estamos muy amigos. Luis, tuviste una idea brillante", dijo Mirtha en aquella ceremonia, a pura emoción.

El tiempo pasó y nadie recordó aquella condición. Incluso el nombre de la Chiqui figuraba en el "ayuda a memoria" que APTRA le brindó a sus socios a la hora de votar.

En Cortá por Lozano, Ventura presentó los nominados y Mirtha no figuró entre las seleccionadas en el rubro Labor conducción femenina, que fueron Susana Giménez, Verónica Lozano y Mariana Fabianni.

La ausencia de Mirtha llamó la atención y Ventura explicó: "Estaba fuera de competencia porque el año pasado ganó el Martín Fierro de Brillantes". E inclusive agregó, confundiendo la situación, que la diva estaba entre las nominadas y él la retiró.

En ese momento, se consultó a distintos periodistas miembros de APTRA que votaron en la instancia de las ternas y todos fueron contundentes en su respuesta: jamás existió una normativa de que no se podía votar a Mirtha ni nadie informó oficialmente que estaba fuera de competencia por haber ganado el premio de Brillantes el año anterior.

rkMVllIAG_720x0__1.jpg

"Voté con absoluta libertad por quien quise. Nadie me comunicó ni antes ni durante ni después de mi voto que no se podía tener en cuenta a Mirtha Legrand en el rubro conducción", señaló Damián Rojo, uno de los más apuntados por Ventura, acusándolo de estar en contra de APTRA y de no estar informado de la medida.

Ahí comenzó la polémica y siguió un sin fin de ideas y vueltas. El periodista Adrián Pallares aseguró que Mirtha le dijo que Ventura la había "perjudicado" con este conflicto y hasta se habló de una cierta "jubilación" de parte de la entidad a la diva con la medida.

Ventura protagonizó efervescentes descargos al aire intentando explicar la situación y hasta llegó a difundir un audio privado que tuvo con la conductora, lo que agrandó aún más el escándalo.

"Me llamó, grabó la conversación y la pasó al aire después, pero eso no se hace. Me sorprendí porque era una cosa privada que estaba hablando con él. No se graban las conversaciones, es un delito, no se debe hacer", llegó a decir Mirtha, que también reveló que ella sabía que no iba a estar nominada pero igual se quejó de tantas desprolijidades.

Incluso avaló la idea de Rojo, que propuso volver a votar la terna."Si se vuelve a votar yo renuncio a APTRA", fue la categórica respuesta del presidente, que también le respondió a la diva: "Un amigo mío me sumó una aplicación para grabar todas las llamas porque suele recibir amenazas. Nunca lo uso, pero frente a todo el lío que se armó, decidí poner su voz para aclarar todo".

"Yo no cometí ningún delito y no soy ningún delincuente. Yo no voy a aceptar que se hable de mi persona en esos términos", siguió Ventura, con el tono enojado que lo caracteriza y hasta reveló que la decisión de retirar a Mirtha de la terna Labor conducción se planeó junto a Nacho Viale con la intención de que la diva en un futuro sea nominada por su labor como periodista.

El tema continuó, con las opiniones de diferentes personalidades mediáticas, y volvió a recrudecer cuando, a pocos días de la ceremonia, hackearon la página de APTRA.

"Este personaje no puede estar más a cargo de APTRA. Renunciá Ventura, por el bien de la asociación. A los ídolos se los respeta", apareció escrito en la home de la web. Ventura calificó lo sucedido como un "atentando" y aseguró que lo buscan desestabilizar.

Finalmente llegó la ceremonia, que obviamente tendrá como principal atractivo (quizás hasta por encima de los ganadores) el cara a cara de Ventura con Legrand, que pese a todo, confirmó su presencia en los premios.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate