Para Martín Redrado el problema no pasa únicamente por una cuestión técnica, ni de intereses electorales o tintes políticos. Para el ex titular del Banco Central de la República Argentina (BCRA) el desalentador y complejo panorama de la economía nacional, que no logra bajar la inflación, encuentra justificación en los egos.

Ayer el INDEC volvió a publicar el porcentaje de inflación de mayo, que se alzó a 5,1% mensual, mientras que el índice de precios acumulados en los primeros cinco meses del año llegó al 29,3%. Estos números, desde la óptica de Martín Redrado, demuestran "la fragilidad que tiene hoy el esquema económico", en parte porque no existe, dice, un programa y consenso político.

supermercado gondolas precios compras inflacion.jpg

Frente al aumento de los índices de inflación, el ex funcionario nacional sostiene que ser un país con reservas netas negativas implica que no se tiene “espalda para hacer frente a sus compromisos”. Pese a la situación internacional, el ex presidente del BCRA argumenta que “en economía el mundo demanda lo que la Argentina produce” es decir, alimentos, energía y minerales, por lo que concluye que “otra vez el tren de la historia pasa por el andén de la Argentina y la estamos viendo pasar”, cuestionó.

¿Cómo solucionar el fenómeno de la inflación? Para Martín Redrado "se frena con confianza". Explica: "Hoy la enfermedad es política y los síntomas económicos". Para ello, el ex titular del Central cree que en la importancia de fomentar una política de incentivos a las exportaciones y retenciones cero para aquellas empresas que aumentan la cantidad de lo que exportan por año.

Redrado.webp

Redrado considera que esa política podría ser un buen estímulo para el sector privado, que como consecuencia generaría más dólares productivos y podría insertarse productivamente en el mundo. "Pero si no lo haces con fortaleza política te vas quedando sin rumbo como ahora", aclaró.

En ese marco, Redrado apuntó contra el gobierno nacional al sostener que “no hay plan en Argentina, no hay un programa de estabilización macroeconómica creíble y tampoco respaldo político. Con lo cual es muy difícil hacer goles”. Además, él no ve credibilidad por lo que ve fundamental que en el Congreso se debatan leyes que vayan más allá del 2023 y brinden previsibilidad para generar más empleo y producción en el país.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate