Con los cuatro femicidios del último fin de semana, en Argentina ya mataron a más de 227 mujeres en lo que va del año. Así de cruel, así de alarmante. "Estos femicidios se suman a los más de 223 que relevamos desde el Observatorio durante el 2019, hasta el 31 de agosto. Las cifras son alarmantes y observamos un recrudecimiento de la violencia producto de la terrible crisis económica que estamos viviendo", remarcó Raquel Vivanco, presidenta del Observatorio de las Violencias de Género "Ahora que sí nos ven".

Según publicó Infobae, a Navila Garay, de 15 años, la mataron a golpes y la enterraron en el jardín de una casa en Chascomús; a Vanesa Caro, de 38 años, su ex la prendió fuego delante de sus hijos en Lomas de Zamora y falleció a causa de las graves lesiones que tenía su cuerpo; a Cecilia Burgat, de 42 años, su ex la maniató y la asesinó a golpes en Santa Fe; y a Cielo López, de 18 años, la hallaron completamente descuartizada en una zona de casaquintas de Neuquén. Estas cuatro muertes, que ocurrieron durante el fin semana, pasan a engrosar el listado de crímenes de mujeres perpetrados en lo que va del año.

Desde sus redes, la periodista y confundadora del Movimiento #Niunamenos, Ingrid Beck, también se hizo eco de estos crímenes y pidió que la sociedad no se acostumbre a los femicidios. "Navila Garay, Vanesa Caro, Cecilia Burgadt, Cielo López. Cuatro femicidios en un fin de semana. No es una suma. No las encuentran muertas. Son mujeres asesinadas por femicidas. Es violencia machista. Después preguntan por qué estamos tan enojadas. Seguimos gritando #NiUnaMenos".

De acuerdo al informe realizado por esa organización, que releva las noticias publicadas en 250 medios de todo el país, ya son 148 las niñas y niños huérfanos a causa de esos asesinatos.

Las provincia que registró más casos fue Buenos Aires (80); seguida por Santa Fe (19), Córdoba (18) y Chaco (12). Otros datos importantes son que el 84% de los agresores pertenecían al círculo íntimo de las víctimas o las conocían, y que la mayoría de las mujeres asesinadas tenían entre 21 y 40 años.

Solo durante el mes de agosto hubo un femicidio cada 27 horas, y las estadísticas se mantienen desde enero: oscilan entre 25 y 33 por mes. "Estos hechos no son casos aislados, no las encuentran muertas, son víctimas de un sistema patriarcal que nos mata todos los días", informó la ONG.

Desde esa organización denuncian que "en el gobierno nacional miran para otro lado" y aseguran que esta situación no solo se hace extensiva a las políticas de género sino que se evidencia "con todas las medidas económicas que afectan doblemente a las mujeres, dejándonos en situación de vulnerabilidad".

De acuerdo a ese mapa nacional de femicidios, el 37% de las víctimas había hecho la denuncia correspondiente y el 23% había conseguido que la Justicia dictara medidas de restricción contra los denunciados.

Otro aspecto para destacar es que el 65% de los crímenes fueron cometidos en la vivienda de la víctima y el 30% en la vía pública. "Seguimos gritando #NiUnaMenos y seguimos exigiendo más y mejores políticas públicas, no alcanza con el 144. Necesitamos un ministerio que esté en la mesa chica peleando un presupuesto digno para impulsar acciones que puedan frenar la violencia de género", concluyó Vivanco.

Comentá y expresate