Más de 60 muertos y cerca de 50 heridos fue el saldo que dejó un incendio en un hospital con pacientes de Covid-19 en Irak. Ocurrió en la ciudad de Nasiriya, al suroeste de Irak y se registraron al menos 64 personas fallecidas.

El incendio se desató este lunes por la noche y se cree que comenzó a partir de la explosión de tanques de oxígeno en una unidad de cuidados intensivos que atendía a pacientes con Covid-19.

Haydar Al Zamili, el portavoz de las autoridades sanitarias de Irak afirmó que “las víctimas murieron quemadas”.

El hospital Al Hussein fue establecido a principios de la pandemia para tratar a los pacientes contagiados con el coronavirus.

Barham Salih, el presidente iraquí apuntó contra la “corrupción y mala gestión” y demandó a los responsables que rindan cuentas.

"La catástrofe del Hospital Al-Hussein en Dhi Qar, y antes de eso, el Hospital Ibn Al-Khatib en Bagdad, es el resultado de la corrupción persistente y la mala gestión que subestimó la vida de los iraquíes e impidió reformar el desempeño de las instituciones", expresó en Twitter el presidente de Irak.

En abril había sucedido un acontecimiento similar; en el hospital de Bagdad también habrían explotado tanques de oxígeno y eso desencadenó un fuerte incendio que dejó 82 muertos.

Comentá y expresate