Desde la Defensoría del Pueblo bonaerense mostraron su preocupación por los "altos indices de obesidad" en menores de edad. Un relevamiento determinó que "un chico de cada cuatro come golosinas y/o snacks todos los días, mientras que uno de cada tres bebe gaseosas o jugos azucarados diariamente".

El estudio estuvo a cargo dela “Coalición Nacional para la Prevención de la Obesidad Infantil en Niños, Niñas y Adolescentes”, que cuenta con el respaldo del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, a cargo de Walter Martello.

Además, verificó que el 54% no realiza actividad física, más del 70% le agrega sal a las comidas y un porcentaje similar nunca recibió consejos nutricionales de parte de un profesional.

En ese contexto, Martello destacó la necesidad de ir configurando un nuevo marco normativo a nivel nacional y en avanzar en la reglamentación de la ley provincial sancionada hace 4 años que, además de promover la alimentación saludable, limita el expendio y la publicidad de comida chatarra en ámbitos escolares.

Desde la Coalición para la Prevención de la Obesidad Infantil afirman que, a nivel nacional, “no existe una normativa integral para la promoción de entornos escolares saludables y prevención de la obesidad con foco en la malnutrición y el sedentarismo". Y advierten que sólo se instrumentan algunos planes desarticulados: el Programa Nacional de Seguridad Alimentaria (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación) y el Programa de Sanidad Escolar (PROSANE del Ministerio de Salud de la Nación).

Comentá y expresate