Comenzó este lunes el juicio por la masacre del barrio El Martillo, donde asesinaron brutalmente a Nelson Alderete y mataron a Brian Falcato y Francisco Chávez, que al momento del hecho sólo tenían 17 y 15 años.

Cinco personas comenzaron a ser juzgadas por el linchamiento de Alderete durante los incidentes ocurridos entre el 7 y 8 de mayo de 2017 en el que además fueron asesinados Falcato y Chávez .

El fiscal a cargo del caso, Fernando Berlingeri, contó antes del inicio del proceso judicial que "muy pocos vecinos se animan a declarar" y que hay cinco imputados pero "el grupo que atacó a los policías esa noche fueron muchos más".

Berlingeri aseguró que están "a la vera de un homicidio doblemente agravado por ensañamiento y por el concurso de dos o más personas". Además, se sumaron a los cargos los incendios que se efectuaron en diez viviendas del barrio. El delito que se les imputa a los acusados tiene una pena de prisión perpetua.

"Vamos a tratar de recrear todo lo que pasó en esa jornada", manifestó el fiscal. Por otro lado, señaló que "hay un par de homicidios anteriores que terminaron en ese desenlace" y que esperan esclarecerlos durante este proceso.

Según Berlingeri, esa noche del 7 de mayo del 2017, "el barrio quedó desprotegido durante cuatro horas" y que ya "no quedan en el lugar familiares de la víctima". Todos los imputados del caso, Javier Alejandro Falcato, Ángel Chávez, Alexis Juárez, Mariano Lezcano y Belén Palavecino, tienen antecedentes por drogas.

Ahora Mar del Plata tuvo acceso a un video donde se puede ver a los vecinos una vez que terminó la masacre y encontraron el cuerpo de Alderete. Debido a las fuertes imagenes sólo se publicó el audio. “¡Ay, qué asco!”, expresó una mujer, mientras que un hombre advierte que los menores ingresen a sus casas y no vean la espeluznante escena.

“¡Qué olor a podrido, olor a carne!”, gritó un joven, y otro consideró: “¡Está para colgarlo eh, está para colgarlo!”.

Un hombre advirtió que nadie compartiera las imágenes en las redes sociales: “No se les ocurra ir a bajar una foto en el Facebook, porque están hasta las pelota eh…”.

“Esto nomás es para que se haga justicia. Nadie suba ninguna foto porque estamos todos acá, loco”, agregó otro joven, mientras los testigos registraban todo con sus teléfonos celulares. Una mujer que estaba cerca del cuerpo afirmó: “Esto es defender a nuestros hijos”.

Embed

Comentá y expresate