El golpe de Estado en Bolivia también tuvo su repudio en Mar del Plata, donde cientos de personas se manifestaron este lunes por la tarde en el monumento a San Martín. Al grito de “Patria sí, colonia no”, la gente se volcó a las calles para respaldar a Evo Morales, quien dejó su cargo de presidente el último domingo.

Agustin Chuquilia, residente boliviano, elogió al gobierno de Morales y sostuvo que “fue brillante, una gestión muy positiva para todos los bolivianos. Nos sentimos muy orgullosos de tener un presidente indígena. Por eso hoy le damos nuestro apoyo”. Asimismo, en diálogo con Telediario, agregó que “ningún presidente ha traído tanto bienestar y estabilidad a Bolivia. Es reconocido mundialmente como un presidente muy productivo, con grandes ideales y con proyectos”.

Por su parte, Delia Chávez destacó que “repudiamos totalmente la violencia, el golpe de Estado. Queremos vivir en democracia. Ya vemos lo que está pasando en Chile, que no intervienen los derechos humanos para parar la masacre que está pasando. No queremos que se replique eso”.

Distintas organizaciones sociales formaron parte de la movilización. Héctor Maciel, integrante de la Corriente Clasista y Combativa, resumió el sentir de la protesta. “Todos somos de la misma patria grande y estamos repudiando este golpe fascista, racista, contra los pueblos originarios y contra los campesinos”. “No vamos a dejar de luchar hasta que este golpe no termine siendo derrotado y se vuelva a legitimar a las autoridades desplazadas. Vamos a seguir luchando en Mar del Plata y en todo el país”.

Por otra parte, Evo Morales, pidió este lunes asilo político a México a unas horas de haber renunciado al cargo. El canciller, Marcelo Ebrard Casaubón, confirmó que el ex mandatario aceptó el ofrecimiento hecho el fin de semana por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para refugiarse en tierra azteca.

"Hace unos momentos recibí una llamada de Evo Morales mediante la cual solicitó formalmente asilo político en el país", dijo en una declaración pública el canciller de México, Marcelo Ebrad. "Y México -siguió- ha decidido concederle el asilo por razones humanitarias; en Bolivia, su vida y su integridad corren peligro", añadió el canciller.

México fue el primer país en ofrecer asilo político a Morales, quien renunció ayer a la presidencia de Bolivia, forzado por presiones de sectores de las Fuerzas Armadas y agentes de seguridad, además de protestas populares nacidas del resultado de las elecciones del pasado 20 de octubre.

Esos comicios le dieron a Morales la reelección en primera vuelta, sin necesidad de un balotaje, pero fueron considerados fraudulentos por la oposición y tachados de irregulares por una misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Comentá y expresate