Los docentes universitarios reclaman un aumento salarial y más presupuesto en las instituciones públicas. Por eso, convocaron a una marcha que se realizó este jueves en Buenos Aires y en la que participaron también los estudiantes. Incluso, hubo cientos de marplatenses que concurrieron en micro para participar de la medida.

En medio de un cuarto intermedio en las negociaciones paritarias con el Gobierno, los gremios universitarios encabezaron una masiva manifestación -bautizada como la Marcha Nacional en Defensa de la Universidad Pública- en todo el país, pero especialmente en el centro porteño donde se trasladaron desde Congreso hasta Plaza de Mayo.

Las primeras protestas comenzaron el jueves por la mañana. Mar del Plata también tuvo su marcha, que partió desde el Consejo Escolar hacia porque el reclamo es generalizado por la situación de la educación pública.

La protesta se suma a las medidas de fuerza en 57 universidades en todo el país y fue convocada por los gremios Conadu, Conadu Histórica, FEDUN, UDA, FAGDUT y CTERA, junto con las federaciones estudiantiles, aunque también se sumaron agrupaciones políticas, sociales y de otras ramas sindicales.

Los docentes se reunieron el miércoles con el ministro de Educación, Alejando Finocchiaro, pero no lograron llegar a un acuerdo sobre el incremento salarial. Desde el Gobierno, insistieron en una primera instancia en un aumento del 15% en tres cuotas, pero los sindicatos universitarios exigieron el 30% más una cláusula gatillo que se ajuste a la inflación.

Como contrapartida, desde la cartera de Educación reconocieron que la propuesta inicial -que mantuvieron desde marzo- no era suficiente, pero que los gremios debían entender las restricciones económicas que afrontaban. Sin embargo, el ministro aseguró que tendrán sesiones permanentes hasta alcanzar un resultado superador.

Desde el Ministerio, aseguraron que las ofertas del oficialismo superaron el 15% original, cifras que fueron calculadas por los equipos técnicos de la cartera. Y argumentaron que el pedido de un cuarto intermedio hasta el viernes fue un pedido de la Fedun.

Los gremios recalcaron que la discusión no solo gira en torno a la paritaria salarial, sino a la crisis presupuestaria que afrontan las universidades públicas. Los docentes reclamaron que, durante el primer semestre de 2018, los atrasos en los pagos fueron muy importantes, en especial lo referido a los gastos de funcionamiento. En un comunicado, asentaron que para ese rubro en particular el Gobierno se había comprometido a pagar 530 millones de pesos por mes, pero solo abonaron 850 millones de pesos en total para los primeros seis meses del año.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate