Marlen Ochoa de 19 años quien estaba embarazada al momento de su desaparición en abril y cuyo cuerpo fue hallado en una residencia al suroeste de la ciudad, fue estrangulada y su bebé le fue sacado a la fuerza de su vientre al morir, según confirmó la policía.

La oficina del médico forense del condado de Cook, en Chicago, Estados Unidos, dictaminó que la joven madre murió asfixiada por estrangulación y que su muerte ha sido catalogada como un homicidio.

"Creemos que fue asesinada y que el bebé le fue removido a la fuerza de su matriz después de ese asesinato", dijo el jueves el portavoz de la policía de Chicago, Anthony Guglielmi.

El miércoles una pastora y una activista, quienes habían estado en contacto con la familia de Marlen Ochoa, confirmaron que el bebé de Marlen está en el hospital Christ en condición crítica.

El cuerpo de Ochoa fue encontrado luego de que la policía realizó un operativo en la residencia y que culminó con el arresto de tres personas que continúan bajo interrogatorio y podrían enfrentar cargos.

La familia de Marlen dijo que creían que ella fue a esa casa luego de que una mujer en Facebook le prometió y ofreció un cochecito y ropita para bebé. Y agregaron que tenía que ir a buscar a su hijo de 3 años a la guardería pero que nunca llegó.

Comentá y expresate