Un adolescente de 15 años fue detenido este domingo en la localidad bonaerense de San Francisco Solano como acusado de ser el autor material del asesinato a palazos de un hombre en la Reserva Natural Santa Catalina de Lomas de Zamora, por lo que ya son dos los apresados por el crimen, informaron fuentes policiales.

La captura del segundo sospechoso se produjo en un domicilio ubicado en la calle Primavera, en dicha localidad del sur del Gran Buenos Aires, a raíz de una serie de tareas de campo llevadas a cabo por personal de la comisaría de Llavallol en el marco del homicidio de Mario Aguirre (39), cometido la semana pasada.

Según indicaron los voceros, en la vivienda se secuestraron prendas de vestir que presuntamente utilizó al momento del hecho, entre ellas una gorra con visera negra, unas bermudas de jean y una remera negra con manchas aparentemente de sangre.

Tanto este sospechoso como el primer detenido, de 14 años, fueron alojados en un Instituto de Menores de La Plata, por disposición de las fiscalías 3 y 6 del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil de Lomas de Zamora.

El crimen de Aguirre fue cometido el miércoles último, alrededor de las 19, a unos 200 metros de uno de los accesos de la Reserva Natural Santa Catalina, en el cruce de las calles Garibaldi y Peña, en la localidad de Parque Barón, en Lomas de Zamora, cuando la víctima se encontraba junto a una mujer.

La pareja, que se había conocido hace cuatro meses a través de la aplicación Tinder, llegó al lugar en una camioneta de la empresa química en la que Aguirre trabajaba como operario.

De acuerdo al testimonio de la mujer, luego de estacionar, comenzaron a caminar hacia el interior del amplio predio y en esas circunstancias fueron interceptados por dos delincuentes armados con un palo, quienes luego de amenazarlos con fines de robo golpearon fuertemente en la frente a Aguirre.

Según las fuentes, tras el ataque, los asaltantes escaparon a pie con los teléfonos celulares de ambas víctima, una billetera y el bolso de la profesora. Por su parte, Aguirre quedó tendido en el suelo y murió en el lugar a raíz del fuerte golpe sufrido.

Tras el crimen, los investigadores identificaron a los dos sospechosos ahora detenidos a través de las imágenes de las cámaras de seguridad, tanto privadas como municipales, y de varios testimonios.

Comentá y expresate