El nadador marplatense Matías De Andrade, que se quedó este viernes con la medalla de plata en la prueba de los 100 metros espalda S6 de los Juegos Paralímpicos de Tokio, habló con Telediario, el noticiero de Canal Diez, y aseguró que "es lo más importante" que le paso en la vida.

"Nunca en mi vida viví algo así. Me llaman de muchos medios y la gente me escribe para decirme que me vio en la tele", contó emocionado.

El deportista argentino, de 28 años, estableció un tiempo de un minuto, 15 segundos y 40 milésimas, con una gran actuación en la final siendo superado por el ganador de la presea dorada, el chino Jia Hongguang.

De Andrade aprovechó para denunciar la realidad que viven los deportistas. "Aún nos falta mucho apoyo económico. Mi traje para competir es más caro que todo el sueldo de un mes", aseguró.

"Sin menospreciar a los trabajadores, un empleado de comercio gana más que un deportista de elite", se lamentó.

El joven propuso "una buena base de desarrollo para los deportistas porque se necesitan muchas cosas para poder tener un buen desempeño".

"El que necesita una buena silla para hacer atletismo la tiene que tener, el que necesita una mesa de tenis la tiene que tener. Se necesitan inversiones para obtener resultados", remarcó.

Por último, contó que extraña ir a "una buena cervecería marplatense y tomar una buena cerveza con una pizza"

La medalla conseguida por De Andrade es la segunda en natación y ahora la Argentina totaliza 6, cuatro de plata y dos de bronce.

La delegación argentina se aseguró además otra medalla que podría ser oro o plata, en la final del fútbol para no videntes que animarán en la madrugada de este sábado Los Murciélagos ante Brasil.

La actuación de los argentinos ya superó la de Río 2016, cita en la que se lograron cinco medallas, aunque esa vez Yanina Martínez obtuvo el oro en los 100 metros libres, y hubo una de plata y tres de bronce.

Comentá y expresate