Matías Montín, el joven que recibió un botellazo en un boliche de Playa Grande, recibió este martes el alta médicapero permanecerá en la cuidad para continuar con su recuperación.

Según sostuvo Carlos, papá de la víctima, Matías permanecerá en la ciudad para continuar con el proceso de recuperación y los controles médicos. Por estas horas están averiguando los precios de los alquileres para quedarse en Mar del Plata.

El joven de 20 años agradeció el lunes las muestras de apoyo y comparó su caso con el de Fernando Baéz Sosa. "Yo estaba de vacaciones tranquilo, con mis amigos, y sucedió esto. Justo un año después de lo que le ocurrió a Fernando (Báez Sosa). Casi me sucede lo mismo", señaló la víctima.

Sobre las lesiones, una fractura de cráneoque puso en riesgo su vida, mencionó que se recupera de forma progresiva y que está "casi con un ojo menos".

El joven oriundo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) tildó de "injusto" que él esté en el hospital "luchando por salir adelante" mientras que sus agresores se encuentran "en su pileta gozando de la vida".Cabe resaltar que el fin de semana pasado excarcelaron a Gabriel Galvano y Andrés Bracamonte, acusados de la agresión, y abandonaron la Unidad Penal 44 de Batán.

"Muchas gracias a todos", concluyó Matías en el video de apenas un minuto.

Galvano y Bracamonte, oriundos de Rosario, continúan imputados y deberán cumplir con una serie de condiciones especiales mientras avanza la investigación a cargo de la Fiscalía N° 4.

En la causa que investiga la Fiscalía N° 4 de Mar del Plata, a cargo de la doctora Andrea Goméz, después de que el fiscal Paulo Cubasse declarara incompetente por una cuestión de jurisdicción temática, Galvano continúa imputado por “lesiones graves”, mientras que Bracamonte es acusado de “lesiones graves en riña”. Bajo esta misma carátula se encuentra Matías Belloso, la tercera persona implicada en el ataque contra Montín, que se entregó la semana pasada e inmediatamente fue liberado.

En tanto, el abogado de la familia Montín, Ignacio Trimarco, denunció al ex fiscal Cubas porque devolvió los celulares y el auto de los acusados "sin haberlos peritado", según consta el descargo presentado ante la Justicia marplatense.

El letrado alertó por la gravedad del evento y decidió impulsar una denuncia por el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público, al haber restituido dichas pertenencias a los acusados de la agresión sin haberlas sometido a pericias informáticas.

"El representante del Ministerio Público Fiscal mintió al suscripto al afirmarle que los elementos se encontraban secuestrados y a resguardo para la realización de las pericias necesarias. Apenas horas después de la aprehensión de los imputados, decidió devolverles sus pertenencias, sin efectuar pericia alguna sobre las mismas", indicó el escrito del abogado defensor.

Trimarco consideró de valor trascendental la información que pueda existir en los teléfonos para constatar la ubicación del o los agresores y rastrear mensajes que puedan dar cuenta de un plan para consolidar el ataque a Montín y su grupo de amigos, que habían ido a divertirse al boliche Ananá.

Comentá y expresate